Religión Confidencial

Vatileaks. El mayordomo del Papa no ingresará en prisión a pesar de ser condenado a año y medio de cárcel

El juicio al mayordomo del Papa en el Tribunal del Estado del Vaticano ha terminado con una condena de año y medio de cárcel por «robo con agravantes». Paolo Gabriele no llegará a cumplir la pena íntegra ya que no se ejecutan las de menos de dos años.

Además la condena incluye también el pago de los costes del proceso, dinero que se supone que no acabará pagando ya que se da por supuesto el perdón del Santo Padre. Si esto se produjera Gabriele podría incluso trabajar en el Estado del Vaticano. La letrada defensora ha manifestado que ha sido «una condena equilibrada».

Aunque parezca una condena irrisoria por el delito de haber fotocopiado más de un millar de documentos reservados del Papa y haber entregado un centenar a un periodista italiano que los publicó en un libro, la sentencia «benévola» tiene muchas ventajas también para el Vaticano.

La sentencia del Tribunal del Vaticano es de tres años de cárcel. Pero finalmente se ha quedado en 18 meses por haberse considerado a favor de Paolo Gabriele las atenuantes genéricas y haber dado por sinceras las declaraciones que realizó de no pretender hacer daño, sino beneficio a la Iglesia.

El momento más concluyente del juicio del sábado fue Paolo se declaró inocente pronunciando esta frase, "«La cosa que permanece fuerte dentro de mí es la convicción de haber actuado por un amor exclusivo, diría visceral, a la Iglesia de Cristo y por su cabeza visible. Si tengo que repetirlo diré: no me siento un ladrón».

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes