Religión Confidencial

El Vaticano responde al National Geographic por el marfil

Tras la respuesta de Federico Lombardi al artículo publicado en la revista de reportajes hay mucho más que un desmentido o un afán ecológico. Está en juego la reputación de la Iglesia.

Las declaraciones en cuestión vienen de un reportaje publicado en el National Geographic, titulado 'Ivory Worship' acusa a la Iglesia católica de permitir e incluso apoyar el tráfico ilegal de marfil para la fabricación de objetos religiosos.

Se trata de un ataque más, en el que tomando la parte por el todo se concluye, erróneamente, que porque algunos objetos sagrados tengan marfil la Iglesia católica promueve el comercio de éste.

Federico Lombardi, que no se asusta fácilmente, se ha puesto manos a la obra y ha contestado con seguridad y educación a un ataque tan rastrero. "Estamos absolutamente convencidos de que la masacre de elefantes es un hecho gravísimo en contra de la que es justo que se comprometan todos los que puedan hacer algo". Pero –continuó Lombardi- "no es posible pensar que el Vaticano disponga de instrumentos potentes y eficaces para contrarrestar la masacre de los elefantes para reducir el florecimiento del comercio ilegal del marfil".

Y es que juntar churras con merinas siempre ha sido interesante – más bien interesado, para algunos – y por eso Federico Lombardi no ha querido dejar pasar la ocasión y ha defendido la honra y el prestigio de la Iglesia católica. "Nunca – ha asegurado el portavoz vaticano- ha habido ningún motivo para pensar que el valor de una devoción religiosa esté relacionado con el valor del material de las imágenes que utiliza. No hay, mucho menos, ninguna organización promovida o animada por las autoridades de la Iglesia católica para comerciar o importar el marfil. En la Ciudad del Vaticano no hay ninguna tienda que venda objetos de marfil a los peregrinos". Porque el problema no está en el marfil ni en la muerte de los elefantes, sino en el afán de implicar a quien no tiene relación en el asunto. O lo que es lo mismo, un chivo expiatorio cualquiera.

@blancaruizanton

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes