Religión Confidencial

El Vaticano ha enviado una carta a los lefevbrianos con motivo de la semana de oración por la unidad de los cristianos: “las puertas de Roma están abiertas”

En el marco de la semana de oración por la unidad de los cristianos, el Vaticano ha enviado una carta a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en la que insiste que esta comunidad fundada por el arzobispo cismático Marcel Lefebvre sigue teniendo abiertas las puertas de Roma.

En esta carta, firmada por el arzobispo Joseph Agustine Di Noia, vicepresidente de la Pontificia Commisión Ecclesia Dei (el organismo vaticano encargado de negociar con los «lefebvrianos»), asegura que el Papa está "extremadamente deseoso" de que se superen las "tensiones existentes" entre la Iglesia y la Fraternidad.

El vicepresidente de la de la Comisión Pontificia que lleva las negociaciones con los lefebrvianos, dijo que las negociaciones con la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X (SSPX) están "abiertos y llenos de esperanza.". Así lo ha querido manifestar el arzobispo Joseph Di Noia en una carta enviada a través del portal de noticias del Vaticano.

La carta examina las dificultades que han surgido en las relaciones bilaterales, subrayando que "Benedicto XVI está extremadamente deseoso de superar las tensiones existentes".

Para el vicepresidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei , el tono y el contenido de las recientes declaraciones de algunos miembros de la Fraternidad San Pío X ha planteado dudas sobre la posibilidad real de una reconciliación ". Monseñor Di Noia admite incluso que una reconciliación "inmediata y total" sería incapaz de poner fin a la "sospecha y la desconfianza" entre las dos partes, siendo necesario purificar "la amargura y el resentimiento" que surgen a partir de 30 años de separación.

Entre las cuestiones que separan a las dos partes destacan la aceptación del Concilio Vaticano II (1962-1965) y del magisterio postconciliar de los Papas en asuntos como la celebración litúrgica, el ecumenismo y la libertad religiosa.

Cabe recordar que el año pasado, la Congregación para la Doctrina de la Fe propuso la creación de una prelatura personal a la hermandad de San Pio X, una estructura que ya existe en el caso del Opus Dei y que permitiría reconocimiento canónico.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes