Religión Confidencial

Valbuena, bibliólogo: “no es una tontería afirmar que había un buey y una mula en el portal de Belén, tampoco dice el Evangelio que San Pablo se cayese de un caballo”

Javier Martín Valbuena, sacerdote, teólogo y licenciado en filología hebrea opina para Religión Confidencial sobre las declaraciones de Benedicto XVI en su nuevo libro "La infancia de Jesús" en el que señala que no había ningún buey ni ninguna mula en el portal de Belén durante el nacimiento de Jesús.

Las redes sociales se han llenado esta semana de comentarios sobre lo que dice el Papa en su nuevo libro 'La infancia de Jesús': "los Evangelios no mencionan el buey ni la mula en la gruta de Belén".

Según un Javier Martín Valbuena, licenciado en teología y filología hebrea, no hay nada de extraño en las palabras del Pontífice, "es verdad que en los Evangelios no aparece en ningún momento que un buey y una mula estuviesen presentes durante el nacimiento del niño".

"De hecho –continúa- cuando San Lucas habla del Nacimiento, dice: 'Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue', no menciona la presencia de estos dos animales".

"Lo que pasa –prosigue- es que la Tradición ha supuesto que si estaban en un pesebre, en un establo, habría animales alrededor y entre estos animales podía haber, efectivamente, una mula, ya que José y Maria habían viajado desde Nazareth a Belén en aquel animal y, por tanto, podría estar descansando junto a la Sagrada Familia".

El teólogo señala que la tradición sobre el buey y la mula "viene de los textos de Isaías en los que si que se habla de que el buey y la mula estarán adorando al Señor, Dios". Por eso y porque es probable que hubiese ganado en aquel establo, "no es ninguna tontería decir que había un buey y una mula en el portal de Belén".

"Así que –dice- sería ridículo comenzar ahora a quitar las figuritas del buey y la mula de todos los 'belenes', ya que tan valido es afirmar su presencia en aquella escena como negarla". "El Evangelio tampoco dice específicamente que San Pablo se cayese de un caballo pero la tradición también ha asumido este hecho y no hay ningún problema".

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?