Religión Confidencial

Trece confirmaciones, entre ellas algún mando, en el contingente español destacado en Líbano

Las misiones del Ejército en el exterior son momento propenso para que las tropas se acerquen a Dios. Así ha ocurrido en la misión en Líbano donde, el pasado 8 de febrero, se impartía el sacramento de la Confirmación a trece personas de distintos empleos.

Los confirmandos llevaban meses de minuciosa preparación, minuciosa porque las catequesis suelen ser casi personalizadas. Debido a los relevos de tropas es muy difícil formar un grupo estable.

Los sacerdotes que se ocupan de la atención de los militares han notado el aumento sustancial de la celebración de los sacramentos de iniciación y es frecuente que un militar se bautice, se confiese, haga la comunión y se confirme durante su estancia en el extranjero. El motivo: cada vez son menos los que han tenido la oportunidad de educarse en la fe.

Lo llaman la "gentilización" del Ejército. Eso convierte a este tipo de misiones en lugar perfecto para la nueva evangelización, puesto que, como explica un Pater, el sentimiento religioso es casi inherente al militar, tanto por las virtudes humanas que defiende como por esa vocación de entrega. Además, con el riesgo de determinadas operaciones y el tiempo que tienen para pensar, hace que muchos se pregunten el porqué de las cosas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?