Religión Confidencial

Profesar la fe en público sin ambigüedades y sin ocultarse

El arzobispo de Valencia, Monseñor Carlos Osoro inauguró la pasada semana el Año de la Fe con una Eucaristía celebrada en la Catedral de Valencia ante más de miles de fieles. En la eucaristía que concelebró con su obispo auxiliar, monseñor Enrique Benavent, y un centenar de sacerdotes, el arzobispo de Valencia hizo un llamamiento a los fieles valencianos para vivir el Año de la Fe "con el anhelo y la tensión positiva de volver a anunciar a Jesucristo, de confesar la fe en él y de profesarla públicamente y sin ambigüedades, sin escondernos", porque "¿es que hay que esconder a quien da sentido y profundidad a la vida humana y a la historia?".

La fe debería ser un motivo de orgullo para todos los que creen en que otro mundo más justo se puede construir con las sensibilidades de miles de fieles. El Año de la Fe es un buen momento para reafirmarse en el ser católico "sin complejos y sin ambigüedades".

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable