Religión Confidencial

Objetivos de la recién lanzada Cáritas Castrense: afrontar deudas hipotecarias, atender a militares jubilados y ayudar a civiles necesitados

El arzobispado Castrense ha lanzado su propio Cáritas. Esta iniciativa ha surgido por la necesidad de dar un servicio organizado que practicara la acción caritativa. Esta delegación se encargará de ayudar a los militares en situaciones cotidianas, desde afrontar una deuda hipotecaria hasta proporcionar atención a personas jubiladas que se encuentren solos.

"Queremos actuar ahora en nuestro país después de que la mayor parte de nuestros capellanes haya tenido una experiencia amplia en misiones fuera de España", ha asegurado el capellán castrense Francisco Bravo, párroco de Santa María de la Dehesa (Madrid). Además ha subrayado que en estos momentos el objetivo más inmediato es dar a conocer a los fieles y a la sociedad en general el proyecto así como empezar a captar voluntarios para trabajar en las acciones que vayan surgiendo. "Tenemos un equipo de voluntarios fuerte".

Cáritas Castrense pretende no sólo actuar en una línea de trabajo dedicada a sus capellanías y militares sino "también ayudar en otros ámbitos donde se les necesite". El capellán castrense Francisco Bravo ha puesto como ejemplo un caso concreto: "en mi parroquia se realiza cada cierto tiempo una colecta de alimentos que va destinada a otras que más lo necesitan".

Un servicio necesario que llega en un momento oportuno de crisis económica para el país. Desde que se constituyó el arzobispado castrense nunca se había dedicado parte de los esfuerzos a organizar a través de la delegación ninguna acción caritativa. "Si se practicaba esta solidaridad a título individual, pero no de manera sistematizada como se pretende llevar a cabo ahora".

Si bien es cierto que no es muy común por parte de la ciudadanía entender que los militares necesiten de este servicio de ayuda, el capellán asegura que la pobreza no siempre es material, hay otros tipos de carencias que nada tienen que ver con el dinero, como lo es la soledad, "otro tipo de pobreza que también necesita de ayuda".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?