Religión Confidencial

El obispo de Huelva ya avisó de que retirar la alimentación a Ramona Estévez, enferma en coma, era un acto de eutanasia

"Es un acto de eutanasia, morirá de hambre y de sed", avisó el obispo de Huelva cuando supo que iban a privar de alimentación a Ramona Estévez, enferma en coma. "Toda acción dirigida a interrumpir la alimentación o la hidratación constituye un acto de eutanasia, en el que la muerte se produce no por la enfermedad, sino por la sed y el hambre provocada". Así, haciendo referencia a lo que el Magisterio de la Iglesia dice sobre el debido respeto a la dignidad y a la vida, se ha quejado José Vilaplana Blasco, obispo de Huelva, de un "acto de eutanasia que se ha producido en su diócesis". La muerte buscada o inducida, como tantas veces ha repetido Benedicto XVI, no es la respuesta al drama del sufrimiento.

Zenón de Elea

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?