Religión Confidencial

El Gobierno necesita el permiso de la Iglesia para realizar cualquier tipo de operación en la Basílica del Valle de los Caídos

La Comisión de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos sabe que el posible traslado de los restos de Franco sólo debe llevarse a cabo con un gran consenso social y parlamentario. Pero además, dado que la Iglesia tiene competencia plena sobre el interior de la Basílica, la exhumación sólo sería posible con su autorización, por lo que anima al Gobierno a buscar un acuerdo con las autoridades eclesiásticas.

Los dos presidentes de la Comisión, Virgilio Zapatero y Pedro José González-Trevijano, han presentado este martes junto al ministro de la Presidencia en funciones, Ramón Jáuregui, las conclusiones que han alcanzado tras cinco meses de trabajo y que están basadas en una resignificación del Valle de los Caídos para convertirlo en un lugar en memoria de todos los fallecidos durante la Guerra Civil y la represión franquista posterior.

En este documento proponen que los restos del dictador Francisco Franco sean exhumados y trasladados a otro lugar. Sin embargo, esto no ha contado con el apoyo de tres miembros de la Comisión. En este contexto, el informe recomienda que los restos de Franco sean trasladados "al lugar que considere la familia" o a aquel "que sea considerado digno y más adecuado".

Pese a ello, al contrario que lo que sucede con la Iglesia, han reconocido que la posición de la familia no es vinculante y el Gobierno tiene potestad para contradecir su deseo.

Nuevo convenio con la iglesia

Durante sus trabajos, Virgilio Zapatero y González-Trevijano mantuvieron reuniones con el abad benedictino de la Basílica, quien les trasladó su convencimiento del carácter religioso de la Basílica independientemente de los trabajos de la Comisión, y con el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, con quien quedaron en ampliar los contactos pero finalmente no tuvieron más encuentros.

Virgilio Zapatero ha querido subrayar la responsabilidad de la Iglesia en el futuro del Valle de los Caídos y la Comisión, entre sus conclusiones, incluye la necesidad de establecer un nuevo Convenio con la Iglesia, ya que el actual data de 1958.

A su juicio, con el tiempo transcurrido y la aprobación de la Constitución en 1978, este Convenio se ha convertido en un "anacronismo" que debe ser renegociado para que "las partes adapten sus actuaciones civiles y religiosas al espíritu de la nueva resignificación que se pretende".

El informe establece el que "El nuevo Convenio debe diferenciar entre las obligaciones religiosas y las de culto y el resto de las obligaciones y competencias que supone la administración y gestión del Valle, administración que salvo la Basílica, Abadía-Escolanía y Hospedería, corresponderá a la Fundación".

¿En qué consistiría la resignificación del Valle?

Entre el resto de sus recomendaciones, en las que sí ha habido unanimidad, la Comisión destaca la necesidad de una "resignificación" integral del recinto del Valle de los Caídos y para ello propone la creación de un conjunto artístico en la explanada que se encuentra frente a la Basílica que honre la memoria de todos los que están allí enterrados. Este monumento incluiría los nombres de todos los enterrados y también un recuerdo de aquellos que están sin identificar.

Pero además, considera necesaria la rehabilitación del cementerio, la creación de un espacio destinado a la meditación y la construcción de un centro de interpretación que explique "cuándo, cómo, por quién y por qué" fue construido el Valle de los Caídos.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes