Religión Confidencial

Georg Gänswein: el nuevo arzobispo nombrado por Benedicto XVI

Los cambios dentro de la Casa Pontificia comienzan a asentarse, muestra de ello es la ordenación episcopal que este domingo tendrá lugar. Su protagonista indiscutible; el secretario personal y mano derecha de Benedicto XVI, el ahora nuevo arzobispo Georg Gäenswein.

Sin duda, Georg Gänswein es una de las personas de más confianza de Benedicto XVI, ahora, tras el convulso Vatileaks las aguas comienzan a calmarse y las cosas empiezan a verse con mayor claridad. El nombramiento como arzobispo de este domingo lo ratifica.

El nombramiento episcopal del secretario personal del Papa era algo sabido y esperado, se rumoreaba con mayor o menor intensidad entre los muros vaticanos desde hacía ya bastantes meses, pero a pesar de todo, fue una noticia que sorprendió ya que el reconocimiento era mayor de lo que se esperaba. A partir del próximo 6 de enero, don Georg será arzobispo y además Prefecto de la Casa Pontificia.

Pasará a decidir y organizar la agenda del Papa, sera él quien tome la elija de con quién se encuentra y a quién recibe, además de los destinos de los viajes nacionales e internacionales que el Papa, a sus 85 años de edad, hará de ahora en adelante. Además de que será también él quien tenga la autoridad para disponer los asuntos ordinarios en caso de enfermedad de Benedicto XVI, ya que en caso de enfermedad, si el secretario es un simple sacerdote pasa a ser ninguneado, sin embargo un obispo, o en este caso aún más, un arzobispo tienen capacidad para mandar.

El peso que recaiga sobre Gänswein será todavía mayor cuando el Papa acepte las dimisiones por edad del Secretario de Estado Tarcisio Bertone, de 78 años, y del Decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano de 85. Aunque el secretario personal del Papa no asumirá estos cargos, hasta que se nombre un sustituto en ellos él tendrá un ligero margen de actuación.

Sin embargo, don Georg no es el único que Benedicto XVI nombra obispo en esta celebración del día de Reyes. El francés Nicolas Thevenin, actual protonotario apostólico de la prefectura de la casa pontificia también será nombrado obispo. Thevenin cuenta con un currículum impecable, además de ser una persona de gran talla personal y espiritual. En 2006 fue nombrado secretario personal del número dos del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone y hasta entonces había pasado por las nunciaturas de el Congo, Bélgica, Líbano, Cuba y Bulgaria. Y es que su nombre también sonaba como candidato a la prefectura de la Casa Pontifica -cargo que ahora ocupa Gänswein- por lo que es muy probable que se le destine como nuncio a algún país de latinoamérica.

El nigeriano Fortunatus Nwachukwu, hasta ahora jefe de protocolo vaticano sí que tiene destino. Será el nuevo nuncio en la difícil Nicaragua. Y por último también será nombrado obispo el italiano Vincenzo Zani, secretario de la Congregación para la Educación Católica.

Un gesto que podría pasar desapercibido es la presentación de los nuevos prelados al Papa. Como es lógico, les acompañará el prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal canadiense Marc Ouellet, quien -curiosamente- cuenta con una fuerte fama de ser el próximo Papa.

@blancaruizanton

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes