Religión Confidencial

Fin del sínodo e inicio de la nueva evangelización

El Papa clausura el sínodo con una misa en el Vaticano, pero es precisamente ahora cuando comienza la nueva evangelización.

El Año de la Fe, la memoria del Concilio Vaticano II y el Catecismo de la Iglesia católica son algunos de los puntos fundamentales y concretos para llevar a cabo la nueva evangelización. Momentos concretos y precisos que este año nos ofrece.

"La debilidad de los discípulos de Jesús pesa sobre la credibilidad de la misión", aseguran las conclusiones de este sínodo. Por eso subraya que para evangelizar primero hay que estar evangelizado, o lo que es lo mismo haber pasado una profunda conversión personal, un fuerte examen de conciencia que termine en una confesión, que ha aparecido como el sacramento de la nueva evangelización.

La familia, como lugar natural de nueva evangelización, el papel de las mujeres en la Iglesia que no implica reivindicaciones de ocupar puestos, sino aportar el genio femenino que tiene mucho que decir a la Iglesia y al mundo o la importancia de los nuevos movimientos en la nueva evangelización han sido algunos de los puntos fundamentales en las discusiones de estos días en el Vaticano, aunque sin olvidar la importancia de la contemplación y del servicio a los pobres. Volver a profundizar en qué significa ser cristiano para poder, como decía Juan Pablo II, dar razones de nuestra esperanza o dicho en palabras de este sínodo: "Mirar al mundo con sereno coraje porque aunque esté lleno de contradicciones y retos, sigue siendo el mundo que Dios Ama".

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?