Religión Confidencial

“La independencia no encaja con la Doctrina Social de la iglesia”. La respuesta de José Castro (Enraizados.org) a las declaraciones Teresa Forcades (Montserrat)

La monja benedictina Teresa Forcades considera que la independencia de Cataluña debe ir acompañada de una transformación social. Apuesta por una huelga general indefinida para deslegitimar "el orden imperante" y reconstruir el "pacto social".

Es médico, teóloga y monja de clausura en San Benito de Monserrat,, Teresa Forcades ha hablado de la independencia, de la huelga general y de la diferencia entre déficit fiscal y déficit social durante un acto para apoyar a las siete personas que hacen huelga por el despido de un trabajador de Telefónica.

'No quiero una Cataluña independiente financiada por la Caixa', pienso que más allá del valor de eslogan lo que significa es exactamente eso. Que la solución es una transformación social y que la Cataluña independiente, si no hay transformación social, decepcionará esa mayoría social, que junto con el deseo de una independencia que tiene que ver con la cultura, con la lengua, con las raíces históricas y que es fundamental.

Una soberanía que expresa un deseo de ser colectivo y de serlo en continuidad con una trayectoria histórica. Y de mirar adelante y de proyectar un país que tenga esta voluntad de continuidad. Yo creo que esto es fundamental, pero me parece que para la mayoría de personas que se manifestaron el Once de Septiembre, esto ilusionó, este proyecto de país, porque está unido a una perspectiva de mayor justicia social. Y, por tanto, este anhelo de independencia, yo creo que es inseparable y que debemos unir a un anhelo de mayor justicia social. Y hablar de la Cataluña independiente y justa. Y para esta Catalunya independiente y justa yo creo que tenemos la mayoría necesaria y ahora nos falta encontrar los modos de organización".

Por otra parte, sobre la huelga general dice: "La huelga del miércoles es una huelga general. Es muy importante, porque también está en solidaridad con otros países. Es un ejemplo y una muestra de la organización social, que es precisamente lo que tenemos que hacer pero es una huelga de un solo día. Y esta huelga puede ser que consiga algún tipo de respuesta pero también puede ser que no, que quede en el puro símbolo. Y es el momento de unas acciones, ahora, que no queden en el puro símbolo, sino que transformen la sociedad".

Por último añade: "Del déficit fiscal en Cataluña se ha hablado y creo que hay que seguir hablando, porque es una realidad que existe, es una injusticia que habla de como lo que se recauda en Cataluña pasa hacia el gobierno central y qué es lo que se devuelve a Cataluña de ello. A esto lo llamamos déficit fiscal.

Pero es muy importante no olvidar que hay otra noción de déficit que es el déficit social. En este momento, en

Cataluña hay un discurso que dice que todas estas reivindicaciones sociales justas no se pueden llevar a cabo porque no tenemos suficiente dinero debido al déficit fiscal. Pues bien, hay que saber que este déficit fiscal no es el único que hay y que el dinero que recibimos los estamos administrando en Cataluña de forma que el déficit social aumenta. Es decir, que hay una parte que es fundamental, que es responsabilidad de nuestro gobierno. Y el déficit social es el que genera esta mayor diferencia ricos y pobres. Y el déficit social no depende de Madrid. El déficit social depende de nosotros".

Al respecto, José Castro Velarde, presidente de la Asociación Enraizados ha querido comentar para Religión Confidencial que "ni la jerarquía de la Iglesia española, ni sacerdotes, monjas o consagradas deberían tomar parte en estos temas ya que pueden dividir a los fieles. Deberían limitarse a seguir y predicar lo que dice el magisterio y la doctrina social de la Iglesia, animando a los valores de solidaridad y el bien común".

Y prosigue: "En el caso que ocupa sobre la secesión unilateral de Cataluña del resto de España, la doctrina establecida por la Doctrina Social de la Iglesia es evidente: no hay razones morales para pedirla y mucho menos para fomentarla saltándose la ley".

En este sentido, también comenta que: "Teresa Forcades no tiene a bien hacer declaraciones conforme a la Doctrina de la Iglesia sino conforme a sus propias opiniones que en muchos casos se alejan de lo que piensa el Papa, los Obispos, el Concilio Vaticano II y están en las antípodas de la Doctrina Social de la Iglesia. Esto es incorrecto. Ha de apostar por la unidad de la iglesia".

En cuanto a la necesidad de reformas sociales y en la economía dice: "todos entendemos que hay que hacerlas porque la verdad es que hemos visto que el exceso de especulación y de afán de lucro nos ha llevado a una crisis grave. Pero en la misma tienen más importancia la falta de valores".

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?