Religión Confidencial

El autor del libro ‘¿Un mundo sin Dios?’ intenta dar respuesta al laicismo y a la pretensión de la sociedad de dejar al margen la religión

El autor del libro '¿Un mundo sin Dios? La religión bajo sospecha' Francisco de Santamaría ha hablado en exclusiva con Religión Confidencial. En su obra trata de responder a la situación actual de laicismo en que se encuentra la sociedad. El autor asegura que en "Occidente ha tenido lugar un fuerte proceso de secularización y que para millones de occidentales Dios parece no ser ningún referente en la construcción de la propia vida".

Según ha podido conocer Religión Confidencial del propio autor de la obra, en la obra se resaltan cuestiones como la de laicismo y laicidad. Sobre estos conceptos intenta realizar una separación. "La laicidad nos enseña que el poder político se legitima por sí mismo, sin necesidad de ninguna sanción de alguna autoridad religiosa". Esto dice constituir un gran valor de orden político "porque hace posible la libertad religiosa, que es uno de los derechos más fundamentales de la persona".

Por otro lado, el laicismo argumenta, "va más allá de la configuración constitucional del Estado para convertirse en un proyecto cultural en el cual lo religioso no tendría ninguna cabida". Considera que el laicismo no respeta la libertad religiosa, con sus necesarias expresiones sociales y públicas, y significa el secuestro del Estado por parte de una minoría radical que intenta servirse del poder político para hacer socialmente prevalente la increencia y para minimizar la fuerza social de los creyentes", asegura Francisco de Santamaría.

A pesar de esta fuerte tendencia laicista el autor examina la situación actual que vive occidente de la que dice se ha producido "una explosión de la religiosidad, en la que se están dando frecuentes casos de conversiones de personas decepcionadas con su cultura".

La respuesta que mejor puede dar el cristianismo es "decirnos que Dios es Amor y que hay esperanza ante todas las oscuridades de la vida", explica Santamaría.

El autor anima a los lectores a leer su libro porque dice estar escrito desde la serenidad y no desde la crispación. "Un libro que ayudará al creyente a comprender reflexivamente lo que seguramente ya vive; al no creyente, le puede ayudar a comprender que la fe no es algo irracional y que la verdadera experiencia religiosa se encuentra a años luz del fanatismo".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes