Religión Confidencial

Cumbre de religiones en Asís propone peregrinaciones ecológicas

Pocos días después de que Benedicto XVI se reuniese con líderes de todas las religiones para rezar por la paz, en Asís tuvo lugar otro encuentro interreligioso, pero esta vez para estudiar cómo las religiones pueden contribuir a la defensa del medio ambiente.

Organizaba la reunión la ARC, Alianza de las Religiones y por la Conservación. Se trata de un organismo que ayuda a las principales religiones a desarrollar programas en defensa del medio ambiente de acuerdo a su propias doctrinas y creencias. Además construye lazos entre religiones y asociaciones ecologistas.

Benedicto XVI considera la ecología una prioridad. Por eso ha impulsado iniciativas ecológicas como la instalación de paneles solares en el Vaticano o la plantación de árboles en un bosque de Hungría que compensen la cantidad de CO2 que produce el Vaticano.

Ahora la ARC le ha dado otra idea. Según esta organización, cada año 100 millones de personas realizan una peregrinación. Esto genera un gran impacto medioambiental. Por ejemplo, los dos millones de musulmanes que visitaron la Meca hace un año, dejaron a su paso 100 millones de botellas de plástico.

También al finalizar la JMJ de Madrid, los voluntarios y el ayuntamiento de Madrid estuvieron durante una semana recogiendo la basura que habían producido el millón y medio de jóvenes en Cuatro Vientos.

Este impacto ambiental producido por las peregrinaciones se contradice con el espíritu de defensa del planeta como obra creada por Dios que las principales religiones enseñan. Por esta razón, se ha creado una red para promover "peregrinaciones ecológicas". El santuario de Asís o la ciudad de Jerusalén forman parte de ella.

La red anima a los peregrinos a planificar muy bien su viaje, escogiendo medios de transportes ecológicos o caminar donde sea posible. También les anima a minimizar el consumo de agua y la generación de residuo, a recoger la basura que han producido otros, a comer y beber de manera sostenible y ética, a escoger agencias de viaje que promuevan el turismo sostenible y a promover el espíritu de peregrinación sostenible con otros fieles.

Por otra parte, sugiere a los santuarios o lugares de peregrinación a que alojen a peregrinos en lugares ecosostenibles, conviertan los edificios religiosos en ecosostenibles, fomenten la construcción de espacios verdes alrededor de los edificios religiosos, proporcionen a los peregrinos fuentes de agua potable y creen proyectos ecológicos financiados por los peregrinos que visitan el lugar.

El programa comenzará con 11 lugares piloto, entre ellos el santuario de Asís en Italia. Aunque la ARC prevee que la iniciativa se extienda rápidamente a otros lugares de peregrinación del mundo.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable