Religión Confidencial

Comprometidos con la vida

No es una manifestación más: su logo es un corazón sonriente; globos de colores vivos, en rojo y azul integran la marcha; participan miles de familias con niños, y muchos jóvenes dando ambiente.

No van contra nadie, no critican al Gobierno, no ridiculizan al contrario. Es la III Marcha por la Vida, que ha convocada a medio millón de personas en varias ciudades de toda España.

En teoría todos defienden la vida pero en la práctica hay fuerzas poderosas que promueven el aborto. Son los que ganan dinero aprovechándose de la angustia de unas mujeres, muchas de ellas jóvenes solteras, a veces empujadas por su familia. Todo son facilidades para entrar en una clínica abortista, pero unas horas después nadie quiere saber de las complicaciones físicas, psíquicas y humanas de esas mujeres. Y la cultura de la muerte es poderosa ideología que inclina al suicido de Europa.

En la apertura del año judicial el presidente de los jueces, Gonzalo Moliner, se comprometía a hacer "todos los esfuerzos necesarios" para recuperar la confianza de los ciudadanos en la Justicia. Con la actual ley del aborto tiene una ocasión de oro para aplicar la Constitución sin aprovechar gateras. Bastará recordar las declaraciones del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en el sentido de restringir la actual ley del aborto. Mejor aún sería reducirla a términos muy estrictos acordes con la Constitución para que el aborto nunca sea un derecho. Todo sea por el bien de la Justicia, de la convivencia social, de las madres agobiadas, y sobre todo de los hijos en camino de nacer.

[email protected]

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?