Religión Confidencial

Apoyo psicológico y socio-laboral para madres gestantes, el proyecto de unas mojas que “se ha hecho realidad en Asturias”

La casa de acogida para madres gestantes sin recursos 'Nuestra Señora de los Desamparados', en Gijón, podrá acoger a 14 madres con sus bebés. Pues bien, según ha podido conocer Religión Confidencial este lugar de recogimiento ya está en funcionamiento para todas aquellas madres embarazadas que necesiten cualquier tipo de apoyo.

La casa está situada en el barrio de la Guía de Gijón en Asturias. Es una iniciativa que parte de la congregación religiosa 'Madres de los Desamparados y San José de la Montaña'. Se trata de un proyecto pionero en Asturias y dirigido a dar apoyo a las madres gestantes sin recursos, según informó en su momento el arzobispo de Oviedo.

La congregación tiene a la virgen de los desamparados como referencia que "acogen a aquellos niños inocentes que no han nacido o que van a nacer". Las religiosas de este lugar del norte de España proporcionarán a las madres que se encuentren en situación de desamparo distintos tipos de ayuda para que puedan reinsertarse de forma normalizada.

Para ello en sus instalaciones además de realizar una vida común y cotidiana dispondrán de talleres de formación, charlas en las que se le hable de la maternidad, información sobre el mercado laboral, talleres de costura, cocina, belleza, para que se sientan como en casa.

La propuesta de dar apoyo a estas madres viene de la propia esencia de la congregación, como congregación de los desamparados, "que más desamparados que las madres en este tipo de situaciones". Una iniciativa que cubre una necesidad social que está presente y por la que cada día muchas mujeres se ven en la situación de tener que tomar la decisión de abortar.

La congregación 'Madres de los Desamparados y San José de la Montaña', está formada por 345 religiosas extendidas por nueve países. En ellos desarrollan sus actividades de apostolado en residencias de ancianos, hogares para niños con falta de medios, problemas en sus familias, colegios o casa de espiritualidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?