Religión Confidencial

El Año de la fe recorre los monasterios de Valencia en forma de cirios encendidos. Las carmelitas de Villas del Arzobispo, muy agradecidas con este símbolo de oración

Decenas de cirios puestos en los peldaños del altar mayor de la catedral de Valencia durante la misa de apertura del Año de la Fe fue el pistoletazo de salida para la apertura del Año de la Fe en Valencia. Este símbolo recorrerá 30 monasterios de clausura del arzobispado de Valencia a modo de "estimular la celebración del año de la fe", como así lo anunció Benedicto XVI.

La peregrinación dio comienzo el pasado 4 de noviembre recalando en el monasterio de San Juan de la Cruz de las Carmelitas Descalzas de la localidad valenciana de Villar del Arzobispo. Las carmelitas del convento según ha contado el vicario para Vida Consagrada José María Cillerhan acogido con "agradecimiento este símbolo que además podrán utilizarlo y comunicarlo para las personas que allí acudan, o para el rezo propio de ellas", asegura.

Estos cirios según ha explicado José María Ciller, pasaron a los ocho vicarios que forman el arzobispado y cada uno de ellos han organizado esta peregrinación del cirio a modo de "estimular el año de la fe, para consagrar e interceder a favor de toda la humanidad". El cirio según ha dado a conocer Ciller es un vaso de cristal que lleva grabado "Año de la Fe" y dentro de él va introducida la vela.

El símbolo de este año de la fe en Valencia recorrerá los 30 monasterios de religiosas de vida contemplativa de la diócesis y en los que se quedará quince días como duración máxima en cada uno de ellos. Tras la visita al monasterio de Villar del Arzobispo el cirio será trasladado a las Clarisas de Canals, a las Dominicas de Xàtiva y a las Agustinas de Benigànim.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes