Religión Confidencial

Francisco Álvarez-Cascos presente junto a un maravillado Benedicto XVI en el concierto de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias en el Vaticano

Este sábado, en el Aula Pablo VI en el Vaticano, ha tenido lugar un concierto en honor de Benedicto XVI, ofrecido por el gobierno del Principado de Asturias. Benedicto XVI ocupó su habitual butaca blanca, situada entre el público, al lado de los representantes institucionales del Principado, el presidente autonómico Francisco Álvarez-Cascos, se sentó a su izquierda.

El programa incluía música de Falla, Albéniz, Rueda, Strauss y Rimsky-Korsakov, interpretada por la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA), dirigida por Maximiano Valdés, chileno. Al término del concierto el papa dirigió a los invitados, a los artistas y a todos los presentes un discurso en español e italiano.

Últimas noticias


El Vaticano eligió el programa entre cuatro posibilidades que se ofrecieron desde la gerencia de la OSPA. Al parecer, según informa la prensa asturiana, Benedicto XVI no quería esta vez música sacra, ni coral o de Mozart, sino algo diferente, música española.

El arzobispo de Oviedo, que junto a la Fundación, jugó un papel decisivo en la negociación del concierto, habló de "un programa audaz" que indica "lo que significa para Benedicto XVI la música". Junto a Falla se eligieron las piezas Lavapiés y Triana, de Albéniz y Rueda; la romántica Don Juan, de Strauss, y el Capricho español, de Rimsky-Korsakov, en el que se incluye el Fandango asturiano.

El papa saludó y bendijo a una amplia representación asturiana y dijo en español: "Agradezco de corazón al gobierno del Principado de Asturias y a la Fundación María Cristina Masaveu Peterson el espléndido concierto que nos han ofrecido, que nos ha dado la posibilidad de hacer como un viaje interior, llevados por la música, a través del folclore, los sentimientos y el corazón mismo de España".

Agradeció también especialmente su actuación a la Orquesta y al maestro Valdés, "por la magnífica ejecución con la cual nos ha transmitido también un poco del hondo y rico carácter de la población española, y particularmente asturiana".

Luego, en italiano, dijo que "esta tarde, por así decir, se ha trasladado a este Aula un 'trozo' de España".

Por otra parte, el Papa se alargó en describir la música que había escuchado: "hay otro elemento que emerge constantemente en las composiciones hispanas y es el religioso del que está profundamente penetrada la gente de España; lo había captado muy bien Rimsky-Korsakov, que en el espléndido Capricho Español.

El Santo Padre concluyó con más palabras de agradecimiento en español. Así, la OSPA se ha convertido en la primera orquesta española en actuar ante un papa, coincidiendo con la celebración de su 20 aniversario.

El concierto fue retransmitido en directo a 40 países, con una audiencia potencial de 1.200 millones de personas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?