Otras Religiones

Ehsan Ullah, el musulmán que libera a niños católicos de la esclavitud, advierte a las multinacionales: "Rompan su silencio"

De gira por España, está promoviendo la beatificación del niño católico y esclavo Iqbal Masih, que murió asesinado a los 12 años por la mafia tapicera de Pakistán

Ehsan Ullah.
photo_cameraEhsan Ullah.

Ehsan Ullah Khan, el líder pakistaní y musulmán que lleva más de 50 años trabajando contra la esclavitud infantil y que ha liberado a miles de niños católicos de esta lacra, está de gira por España levantando la voz contra esta injusticia. Una de las acciones de Ehsan que dio la vuelta al mundo fue cuando liberó al niño católico y esclavo Iqbal Masih que posteriormente murió asesinado a los 12 años por la mafia tapicera de Pakistán. 

Fundador del Frente de Liberación del Trabajo Forzado en Pakistán, promueve la lucha por la liberación de la esclavitud de millones de niños y adultos basado en su experiencia de vida y en el testimonio del niño Iqbal Masih, y está pidiendo que se abra su proceso de beatificación porque para él murió mártir. 

En su gira por España, Invitado por la asociación apostólica "Encuentro y Solidaridad", ha hablado con Religión Confidencial de los frutos de su labor y sobre el niño asesinado por la mafia pakistaní. 

Un niño que liberó a otros 3.000

"Iqbal Masih dio su vida por una causa y por su fe católica y fue asesinado por ello. Nuestra organización pudo liberarle y él, a su vez, contribuyó a la liberación de 3.000 niños más. Fue una estrella para el mundo, un héroe que en parte fue asesinado por el odio que le tenían porque era un líder cristiano que denunciaba a los dueños de las fábricas, que eran musulmanes ricos. Los que lo asesinaron pensaron que nada pasaría si mataban a un niño cristiano pobre", explica a RC. 

En España, se ha reunido con 6 obispos y con un cardenal para hablarle de la causa del niño Masih, y afirma que le gustaría poder conocer al Papa Francisco, "una gran persona", para solicitarle que se pueda considerar beatificar a Iqbal. 

El líder musulmán afirma que muchas comunidades musulmanas le "odian" también a él por esta causa. "Soy musulmán, pero me llamaban el limpiador de letrinas, de cloacas, ya que así se llama en Pakistán y en India a los cristianos porque son de una casta muy baja y la gran mayoría son los que limpian". 

Su lucha va mucho más allá del problema de la esclavitud, porque Ehsan lucha por la paz, por el respeto de la dignidad de cada persona. "Hoy por hoy, no tengo país, ni casa, porque fue ocupada por la mafia y el gobierno pakistaní. No existo en ningún registro de mi país, pero soy feliz porque cada vez más gente habla sobre el tema de la esclavitud infantil". 

Terminar con los productos elaborados por niños 

Su pretensión en nuestro país es alzar la voz contra las multinacionales que se aprovechan de la esclavitud infantil para comercializar sus productos, y que, según él, tiene pruebas de que algunas compañías españoles cierran los ojos ante esta evidencia. 

En cada conferencia que imparte sugiere que antes de comprar una prenda o un producto en marcas internacionales, se aseguren que no hay mano de obra infantil en su producción, y confía más en la fabricación de empresas locales que en las multinacionales. En esta línea, alaba iniciativas como Fair Trade o Comercio Justo.  "Es necesario encontrar la forma de terminar con la producción de productos hechos por niños", señala y hace una llamamiento a las grandes empresas para atajar de raíz la esclavitud infantil y romper su silencio. 

Ehsan Ullah Khan recuerda como en 1988 logró que la Corte Suprema de Pakistán denunciara la esclavitud en las fábricas de ladrillos y como ha conseguido en estos años que los países denuncien la esclavitud infantil. "Cuando yo empecé esta lucha en Pakistán, tanto los grupos religiosos como políticos y el Gobierno decían que era un agitador. Los dueños de las fábricas me acusaban de ser un agente ruso y los comunistas de que estaba retrasando la revolución con mis métodos de lucha", apunta. 

El Frente de Liberación del Trabajo Esclavo llegó a tener 100.000 miembros que ponían 1 rupia por persona al mes, y consiguieron liberar a miles de niños y niñas, llevando adelante proyectos educativos y escuelas gracias al apoyo de gobierno como el de Suecia, UNICEF o Save the Children. Ha conseguido movilizar a miles de personas en marchas globales contra la esclavitud como la gran Marcha que terminó en Ginebra, frente a la sede de las Naciones Unidas.

"Organizaciones como la OIT, UNICEF y UNESCO han alzado la voz contra la esclavitud infantil gracias a nuestro trabajo. En 1999, la OIT presentó el Convenio 182 contra la esclavitud infantil, firmado por todos los países del mundo. Lo cual significó una presión internacional para que todos los gobiernos dieran pasos para erradicarla", expone Ehsan Ullah Khan. 

Armas, educación y esclavitud infantil 

El líder pakistaní denuncia que, a pesar de todos estos logros, la esclavitud infantil no se ha erradicado de muchos países. "Hay una relación directa entre lo que un país gasta en educación y la esclavitud infantil. Cuanto menos gasta un país en educación, más esclavitud infantil hay. Esta relación se da también con lo que gasta el país en armas y en su ejército. Un ejemplo, son la India o Pakistán, que tienen un gran presupuesto armamentista y altos índices de esclavitud infantil. Pakistán tiene un gran presupuesto destinado a armamento, pero sólo gasta en educación alrededor de un 2% de su PIB, mientras que millones de niños viven allí. La misma situación se da en África", explica. 

Actualmente, la situación empeora porque, a pesar de que después de la muerte del niño Iqbal Masih, hubo un decrecimiento en la esclavitud infantil, con la globalización, las multinacionales comenzaron nuevamente a usar trabajo esclavo infantil. "Hoy pueden hacer sus pedidos de mercancía por internet desde cualquier país de occidente". 

"Se ha roto el silencio y la gente habla de esto" 

En su opinión, en España queda mucho por hacer, aunque "se ha roto el silencio y la gente ya habla de esto". Se ha reunido con políticos, alcaldes y han prometido dar pasos, "pero este es un trabajo lento. Mis mayores logros en España han sido en las escuelas. He visitado muchas durante este tiempo, unas 60, y he estado con más de 30.000 niños. También he estado en varias universidades en distintos sitios de España, las cuales ya celebran el 16 de Abril como el Día de Lucha contra la Esclavitud Infantil, en conmemoración del asesinato de Iqbal Masih. Visito la Universidad de Salamanca con regularidad para seguir avanzando", expone. 

El líder pakistaní asevera que "no hay ninguna empresa multinacional en el mundo que no use esclavitud infantil porque para hacer una camiseta se debe pasar por un largo proceso. En un país se compra el algodón, en otro país se hila y se hace el género, en otro sitio se tiñe, en otro se empaca, desde otro se exporta a occidente. Para cuando una camiseta está lista para ser vendida, al menos 10 niños esclavos han participado en su producción". 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable