Otras Religiones

La integración de los musulmanes en Occidente sí es posible, según el Corán

La Comunidad Musulmana Ahmadía en España afirma que un patriotismo verdadero es un requisito del Islam

Interior de la Mezquita de Córdoba.
photo_camera Interior de la Mezquita de Córdoba.

El pasado 29 de julio, la Comunidad Musulmana Ahmadía en España ofreció el seminario web ‘¿Es posible la integración de los musulmanes en Occidente?’ donde se abordaban temas como la autoridad y el islam, las lealtades divididas entre religión y estado o si la autoridad legislativa debe ser exclusiva del islam.

Esta ponencia, que tenía como fin responder la pregunta que lleva por título, no solo afirma que sí es posible la integración de los musulmanes en las democracias occidentales sino que el Santo Corán dicta que debe ser así.

Según Qamar Fazal, portavoz de la Comunidad Musulmana Ahmadía en España, y Jesús Alberto Valero-Matas, profesor de Sociología de la Universidad de Valladolid, “para amar verdaderamente a Dios y al Islam es preciso que una persona ame a su propia patria. Está claro, por lo tanto, que no puede haber conflicto de intereses entre el amor de una persona hacia Dios y el amor hacia su patria. Por lo tanto es imposible que el verdadero amor que un musulmán siente por Dios se convierta en alguna ocasión en impedimento o barrera que le impidan mostrar el verdadero amor y fidelidad hacia su patria”. Según el Santo Profeta Mohammad, “el amor a la propia patria forma parte de la fe”. Así pues, un patriotismo verdadero es un requisito indispensable del Islam.

Además de esto, en la ponencia se advierte que “el Islam no tolera ninguna forma de comportamiento rebelde por parte de ningún ciudadano en contra de su nación, ni tampoco permite perjudicarla de ninguna manera, ya sea esta su nación adoptiva o de cualquier otro tipo. Si una persona actúa  en contra de su nación adoptiva o le causa algún perjuicio, entonces debe ser tratado como enemigo del Estado, traidor, y castigado de acuerdo con las leyes del país”.

La deslealtad, como afirman los ponentes, está estrechamente relacionada con los valores morales, y la rebelión es una forma de deslealtad. “A Al’lah no le agrada el desorden” (2:206), como advierte el Santo Corán, y por eso todo acto contra el estado y la seguridad de un país es un acto de desorden que desagradaría a Dios.

Con el fin de integrarse en sus sociedades locales y desarrollar el respeto mutuo, a los musulmanes se les enseña que deben tratar de aprender todos los aspectos positivos de cada sociedad, cada región, cada ciudad y cada país. No es suficiente sólo aprender sobre estos valores, sino que, además, los musulmanes deben esforzarse por adoptarlos en sus propias vidas. Siguiendo estos preceptos, la integración de los que profesan el islam en Occidente, afirma la Comunidad Musulmana Ahmadía en España, es más que posible. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable