Otras Religiones

Comunidad islámica, sobre el pin parental: "La familia es la unidad central más importante de la sociedad"

El islam dice que la responsabilidad de la educación infantil no es solo del Estado, sino que es una responsabilidad colectiva

Niños de infantil.
photo_cameraNiños de infantil.

La Comunidad Ahmadía del Islam, una organización religiosa, promotora de la paz, fundada en el año 1889, se ha pronunciado a raíz del debate sobre la educación infantil y la implementación del pin parental propuesto por Vox en distintas comunidades de España.

"Muchos padres se preguntarán ¿cuál es la mejor forma de educar a nuestros hijos? El islam ofrece una guía detallada acerca de la suma importancia de la educación de nuestros hijos e hijas, ya que ellos determinan el bienestar social de nuestro país", expresan en un comunicado enviado a Religión Confidencial. 

Según esta Comunidad y a propósito de las palabras de la ministra de Educación sobre que los "hijos no son propiedad de los padres", la responsabilidad de la educación infantil "no es solo del Estado, sino que es una responsabilidad colectiva, responsabilidad de todos para que se haga el bien y se abstengan del mal. El Islam hace responsable a la misma sociedad. Esta debe educar mediante la amonestación constante, el consejo y la sabia sugerencia, y no mediante la espada o una legislación restrictiva.”

Papel de la madre 

Además de insistir en que la responsabilidad de la educación infantil "es de todos", subraya que la "familia es la unidad central más importante de la sociedad" y destaca el papel de la madre en el cuidado de los más pequeños. 

"La vida familiar gira alrededor de una figura central, única y prioritaria, la madre. Quienes hablan de la igualdad en todas las esferas, olvidan que el asunto de la igualdad se vuelve irreverente en aquellos terrenos donde el hombre y la mujer están constituidos de manera diferente", señala el texto. 

Así mismo, enumera las características de la mujer en la educación de los hijos, porque "sólo las mujeres pueden dar a luz a los hijos. Sólo ellas pueden pasar nueve meses nutriendo la semilla de la generación humana futura. También son las mujeres las más capacitadas para cuidar de sus pequeños, al menos durante el primer período de la infancia y la niñez, como ningún hombre sería capaz. Debido a la larga relación íntima, de sangre, con su descendencia, es la mujer la que tiene un vínculo psicológico más estrecho con sus hijos en comparación con el hombre". 

Diferencia constitucional entre hombres y mujeres 

Empleando un lenguaje políticamente incorrecto, esta comunidad musulmana considera que si los sistemas sociales y económicos "ignoran esta diferencia constitucional entre hombres y mujeres y su diferencia correspondiente en el papel de los dos sexos en la sociedad, entonces, dicho sistema está destinado al fracaso en su intento de crear un estado de sano equilibrio. Es principalmente por estas diferencias constitucionales entre el varón y la mujer por lo que el Islam propone, en correspondencia, roles diferentes para ambos". 

Además, incide en el papel de la mujer dentro del hogar y por esta razón, en su opinión, la mujer "debe permanecer libre, en la medida de lo posible y siempre que sea posible, de la responsabilidad de ganar el pan para la familia".

Afirma que esta responsabilidad, en principio, ha de recaer sobre los hombros del varón. "No obstante, no hay razón por la cual a las mujeres se les excluya de poner su parte en los asuntos económicos, siempre que tengan libertad suficiente para hacerlo sin descuidar su responsabilidad en la crianza". 

Derecho de la mujer a estar en el hogar 

Por estas razones, la Comunidad Ahmadía expresa que las mujeres deben tener el "derecho" de permanecer en el hogar por más tiempo. "No se trata de que estén atadas a sus delantales, ni encarceladas entre las cuatro paredes de su hogar. De ninguna manera el Islam infringe los derechos de las mujeres a realizar otro tipo de tareas que deseen, pero advierte que nunca deben ser a costa de sacrificar la vida familiar y la desatención hacia sus hijos".

Para el Islam, constituir una vida familiar alrededor de la figura de la madre, exige el fortalecimiento de otros vínculos de sangre y el restablecimiento de una afinidad auténtica entre parientes y amigos. Esta forma de vida previene los desequilibrios sociales, junto al cariño familiar entre hermanos y hermanas y padres e hijos. 

Si el hogar y la familia no se considera la unidad central más importante de la sociedad, se producen una serie de problemas sociales que ya está causando estragos en las sociedades modernas: "padres abandonados, viejos o minusválidos, olvidados, solitarios, arrojados de sus familias como artículos inútiles". 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?