Otras Religiones

Cómo manipulan las sectas la "epidemia del miedo" del coronavirus

Algunas de origen cristiano con creencias apocalípticas, consideran el Covid-19 como una señal de que estamos viviendo los últimos tiempos

Mascarillas contra el coronavirus.
photo_cameraMascarillas contra el coronavirus.

Luis Santamaría, secretario de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), (impulsada por un grupo de católicos) afirma que las sectas se aprovechan de "la epidemia del miedo" para sus intereses personales.

Alerta de que la pandemia del coronavirus está siendo aprovechada por los "sanadores y gurús de las pseudoterapias que se presentan con sus soluciones alternativas o naturales al virus". 

Desde su experiencia, Santamaría advierte que en el caso de que sean sectas de origen cristiano, "en cuya doctrina tenga una importancia central el elemento apocalíptico, no hay duda de que el Covid-19 se presentará como una señal de que estamos viviendo los últimos tiempos. Pero también los grupos New Age y esotéricos tendrán su propia explicación para lo que está sucediendo", ha señalado en Portaluz. 

Refuerzo de la manipulación sectaria

Según Santamaría, los líderes sectarios se creen especiales, seres superiores con unas cualidades especiales, y así se lo inculcan a los seguidores. Son muy hábiles para “demostrar” que lo que dicen los gobiernos y los médicos es falso y forma parte de una conspiración, y ellos son los únicos veraces y altruistas benefactores de la humanidad.

A menudo el objetivo último no es el económico, como a veces se dice. Los gurús quieren compartir y difundir su propio delirio mesiánico, y lo hacen sometiendo a sus adeptos a su capricho. No hay que olvidar que las sectas son un fenómeno de poder sobre los individuos.

El secretario de Ries recuerda la expresión de Juan XXIII “profetas de calamidades” que acostumbran a anunciar una y otra vez catástrofes, desgracias y sucesivos fines del mundo. Así ha pasado en los testigos de Jehová, por ejemplo, y en otras muchas sectas, que han dado sus fechas “especiales”. De tanto predecir sucesos, alguna vez tienen que pasar algo. 

"El virus no es mortal"  

Por ejemplo, Santamaría hace referencia al español Emilio Fiel (que ahora se hace llamar Miyo) líder de una secta de la década de los 80 llamada “Comunidad del Arco Iris”, reconvertida después en la Escuela Chrisgaia y que ha pasado del orientalismo a una orientación sincretista New Age con elementos chamánicos. 

Dice Miyo que “se trata de un virus de laboratorio” y que, por tanto, “no es mortal”. Luis Santamaría explica que la "interpretación paranoica" de este gurú va más allá, al subrayar lo espiritual y esotérico: “Es una acción conducida por la oscuridad para evitar el proceso de ascensión individual y planetaria en el que estamos inmersos”. Y propone la solución para el coronavirus: hacer pranayama yóguico todos los días (respiración de fuego, bastrika o fuelle, pero aún mejor kriyas de kundalini yoga en el canal central)”,

"Como es natural en una visión New Age, que presupone la divinidad de todos los seres, Emilio Fiel llama a “activar diariamente su envoltura luminosa y realizar decretos desde la Presencia Yo Soy para mantener la perfección de nuestro cuerpo y la defensa contra toda fuerza negativa o depredadora”, y recomienda “mantener elevada la frecuencia del corazón”, explica Santamaría. 

Miyo también afirma que asistimos a un “ensayo general del Apocalipsis”, y asegura que con sus propuestas de sanación –entre otras, los ejercicios de respiración, el “fuego violeta”, la meditación, los decretos– “hemos evitado mucho tipo de gripes… a lo largo de varios decenios con mucho éxito”, ya que son “prácticas que defienden impecablemente nuestra integridad biológica mejor que ninguna medicina”.

Algo más terrible sucederá en 2020

Es entonces cuando viene la profecía que infunde temor a los seguidores del gurú: “Aunque pronto llegue la calma del Coronavirus, el tiempo de bonanza no durará ni un par de meses porque un suceso global pondrá de nuevo la vida humana patas arriba, una tormenta de gran magnitud está por llegar al planeta (mucho más poderosa que esta distracción [el coronavirus] que estamos tratando) hacia el fin de la primavera o en medio del verano”.

Santamaría explica que el anuncio de algo negativo –que puede producir un lógico temor– se complementa con una lectura positiva… siempre que se viva según la forma dictada por el gurú, que asegura: “Los grandes cambios prometidos para el 2020 tendrán lugar transformando definitivamente nuestras vidas”.

Y anuncia: “muy atentos a las fechas que van desde el día de hoy [10 de marzo] hasta dentro de cuatro meses, en la fecha que se celebra el día del señor Santiago”, aludiendo así al 25 de julio, fiesta de este apóstol (que ocupa un lugar importante en las doctrinas de la secta, aunque sin un sentido cristiano). “Se acercan muchas sorpresas inesperadas y también grandes regalos a quienes no pierdan la calma en medio de la histeria general”.

 

 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes