Otras Religiones

La Cienciología sale a la calle a buscar adeptos para su estructura piramidal. La pérdida de cultura religiosa en España ofrece un buen nicho de mercado

"Atrévete a pensar por ti mismo" es el eslogan de la nueva campaña publicitaria en España de la fe de Tom Cruise, la Cienciología. Fundada hace 60 años por Lafayette Ronald Hubbard, escritor de ciencia ficción, ha sido condenada como "organización criminal" por la Justicia Francesa, pero está registrada como religión en España.

El presidente de la Iglesia de la Cienciología, Iván Arjona, ha declarado a Religión confidencial que su objetivo no es otro que ayudar a la sociedad a la que le "han inculcado demasiado miedo a través de los medio de comunicación y del poder ejecutivo en el Gobierno". Así mismo, ha señalado que la Cienciología da herramientas prácticas y no esperanzas vacías, en alusión a las religiones mayoritarias.

En declaraciones a este medio, Arjona ha explicado que era el momento de lanzar la campaña por los bajos costes que supone en tiempos de crisis, aunque más tarde ha afirmado que "es el momento de que las religiones nos unamos en un esfuerzo conjunto de dar esperanza y herramientas para el vivir", en contradicción a lo señalado momentos antes.

El profesor del Grado de Historia de la Universidad CEU San Pablo, Hipólito Sánchiz, es de otra opinión. Sánchiz sostiene que esta campaña "está dirigida a personas que, en una sociedad con larga tradición religiosa, no tienen cultura de fe y ahora buscan cualquier cosa que la sustituya", porque el hombre sigue buscando la trascendia.

Dicen ser en España unos 11.000, y en todo el mundo unos 10 millones, un tercio de ellos en Estados Unidos. Sin embargo, las cifras no cuadran: según la última encuesta de la American Religious Identification Survey (ARIS), en 7 años los que se identificaban como cienciólogos cayó de 55.000 a 25.000 sólo en EE.UU, una cifra muy alejada de la que aseguran desde la Iglesia de la Cienciología.

NOTA DE LA REDACCIÓN: publicamos a continuación la carta recibida por uno de los representantes de la Cienciología en España en relación con este artículo

Estimados Sres.

Me gustaría hacer una serie de puntualizaciones respecto a algunos puntos del artículo.

Se podría decir (en el buen sentido de la palabra) que casi cualquier periódico, sitio de noticias, iglesia, administración pública, fuerzas de seguridad del estado, etc, tienen una estructura "piramidal". Y reconozco que la Iglesia de Scientology tiene una estructura organizada en la que existen responsables de distintas actividades, responsables generales y responsables de áreas, y eso ha permito su gran expansión en tan solo 60 años, y en ese sentido de organización, es comparable o asimilable (aunque con sus particularidades) al sistema de la Iglesia Católica.

La mayor parte (más del 75%) de los escritos del Sr. Hubbard, que le han hecho acreedor de 3 World Guinness Records, como autor más publicado, más traducido y con más audio-libros, son sobre la vida. Son escritos filosóficos, espirituales y antropológicos, frente a menos del 25% sobre ficción (entre ellos novela romántica, western, aventuras y ciencia ficción), por lo que es más acertado describirlo como filósofo y filántropo.

En Francia se quemaron muchas iglesias católicas e incluso a sacerdotes y monjas, por lo que Francia, además de que la referida sentencia esta recurrida y por tanto subjudice, no debería ser un referente y mucho menos para los católicos.

La Iglesia de Scientology respeta todas las creencias religiosas y no religiosas, y defenderá el derecho a la libertad religiosa, tal y como promulga el Concilio Vaticano II. De hecho hay profesores de universidad que son sacerdotes católicos que reconocen y respetan Cienciología como religión.

Con respecto al nº de miembros, creo que la Iglesia Católica sabe mejor los miembros que tiene que cualquier encuesta sesgada que nadie pueda hacer. Y lo mismo digo respecto a Scientology. En la actualidad tenemos más de 11.000 iglesias misiones y grupos en 167 países.

Atte.

Iván Arjona

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable