Mundo

Sínodo alemán: Stefan Oster, uno de los 21 obispos que votó contra los cambios en la moral sexual, advierte del riesgo de escisión

El documento "Vivir en relaciones exitosas" que legitima la práctica de la homosexualidad y reconocer la identidad de género, no ha prosperado

Logo del Camino Sinodal.
photo_camera Logo del Camino Sinodal.

Crisis en el camino sinodal de la Iglesia Católica en Alemania. El jueves pasado se votaba el texto sobre moral sexual titulado: "Vivir en relaciones exitosas" que pedía a la Iglesia universal cambios en la moral sexual católica, incluida la legitimidad de practicar la homosexualidad y reconocer la identidad de género.

El texto sin embargo no prosperó. Fue aprobado por el 83% de los delegados del camino sinodal, seglares y sacerdotes, incluido 33 obispos (el 61%). Sin embargo, el 83% no alcanzó la mayoría de dos tercios que exige los estatutos del camino sinodal, gracias a la estrecha minoría de bloqueo de 21 obispos quienes pudieron impedir que este texto saliera adelante (hubo tres abstenciones). 

Según los estatutos, no sólo las dos terceras partes de los miembros presentes deben votar por un texto para que sea adoptado oficialmente, sino también las dos terceras partes de los obispos presentes.

No a la nueva ética sexual 

Por lo tanto, el 83% no es suficiente para decidir los hitos de una nueva ética sexual. Y el texto fue rechazado, recoge el periódico católico alemán independiente Die Tagespost, editado por la Fundación Tagespost para el Periodismo Católico y promovida por Benedicto XVI. 

Tras este rechazo, se produjo una situación de crisis en el sínodo alemán: la sesión fue interrumpida durante largo tiempo, el presidente del Camino Sinodal, el obispo Georg Bätzing de Limburg, y presidente de la Conferencia Episcopal, expresó su decepción por el resultado. Por su parte, la presidenta del Comité Central de los Católicos Alemanes, Irme Stetter-Karp, mostró también su decepción y se echó a llorar. Algunos abandonaron la sala en señal de protesta, otros con lágrimas en los ojos. Se produjo una manifestación de protesta espontánea.

No obstante Bätzing dijo que el texto rechazado era, sin embargo, un producto del Camino Sinodal y que lo llevarán a nivel de la Iglesia universal cuando estén en Roma en noviembre para la visita ad limina, de cara al Sínodo mundial con las conferencias episcopales en enero próximo.

El obispo Stefan Oster

Uno de los 21 obispos que bloqueó el texto, el obispo de Passau, Stefan Oster, emitió una amonestación fraternal en público al presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (algo extremadamente raro) y recordó al obispo Bätzing el riesgo de una escisión.

Porque el anuncio del presidente de sínodo alemán de continuar trabajando con el texto básico sobre cuestiones de moralidad sexual parecía, como señaló el obispo Oster, como si el presidente estuviera anticipando algo que había sido planeado durante mucho tiempo. Más aún: Bätzing mostró plena comprensión por todos los cohermanos que tratan el texto fallido como si la asamblea sinodal no hubiera votado y la agenda estuviera fijada, señala el diario Die Tagespost. 

Según el portal de la Conferencia Episcopal Alemana, Katholisch,es el obispo Oster ya había señalado en el debate anterior dónde veía los problemas de este texto: estaba describiendo una imagen del hombre diferente a la imagen cristiana compartida anteriormente. Ahora defendió su rechazo y protestó contra la insinuación de que no había aprendido nada en el camino sinodal. Hizo hincapié en que no era fácil para un simpatizante minoritario declarar abiertamente su posición en la asamblea. Al mismo tiempo, enfatizó que no le interesa “que nos separemos”.

Ruptura con las enseñanzas de la Iglesia 

Por su parte, el obispo de Eichstätt, Gregor Maria Hanke, también afirmó que había rechazado el texto, aunque había aprendido mucho de algunos pasajes. Según Hanke, los obispos que votaron "no" no querían discriminar, sino que se basaban en la doctrina válida. Criticó que hubo muy poco espacio para debates fundamentales en las asambleas sinodales anteriores "para determinar dónde estamos". 

También el obispo auxiliar de Colonia, Dominik Schwaderlapp, vio en el texto una ruptura con las enseñanzas de la Iglesia, con la que se sentía comprometido y cuya conservación había prometido al consagrarse. Por lo tanto, no podía estar de acuerdo con el documento. 

El texto base de 32 páginas titulado "Vivir en relaciones exitosas - principios básicos de una ética sexual renovada" establece: "El reconocimiento de la equivalencia y legitimidad de las orientaciones no heterosexuales, sus prácticas y relaciones, así como la eliminación de la discriminación basada en sobre la base de la orientación sexual se requiere con urgencia", informa CNA de Alemania. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable