Mundo

Sacerdote de Letonia que estudia en España espera que la visita del Papa produzca un nuevo renacimiento espiritual

Renars Birkovs tiene 30 años y provine de una familia católica. Ofrece su testimonio en el programa de 13TV “Perseguidos pero no olvidados”

El P. Renars Birkovs junto a Raquel Martín en el programa "Perseguidos pero no olvidados" .
photo_cameraEl P. Renars Birkovs junto a Raquel Martín en el programa "Perseguidos pero no olvidados" .

El próximo viaje apostólico del Papa Francisco tendrá lugar del 22 al 25 de septiembre a los países bálticos: Lituania, Letonia y Estonia. Una visita que los católicos de los tres países esperan con agradecimiento, pues el hecho de que un Papa argentino viaje a unos estados con un número de católicos inferior al de los luteranos (al menos en Letonia y Estonia) supone para los ciudadanos bálticos un motivo de esperanza.

Renars Birkovs es un joven sacerdote de Letonia (30 años) que pertenece a la archidiócesis de Riga. Ofrecerá hoy su testimonio en el programa de 13TV “Perseguidos pero no olvidados” dirigido por Raquel Martín, directora de comunicación de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Será a las 11.40 horas. También será entrevistado en el programa que conduce esta institución en Radio María.

El P. Renars ha explicado a Religión Confidencial lo que se espera de este viaje apostólico, la situación actual del país y las necesidades de la Iglesia católica en Letonia.  

Un 25% de católicos

Con una población que supera los dos millones de habitantes, Letonia, miembro de la Unión Europea, es un país en el que conviven las tres comunidades cristianas: el 35% pertenece a la Iglesia evangélica luterana, el 25% a la Iglesia católica y un 20% a la ortodoxa.

Desde hace 30 años, Letonia goza de libertad religiosa reconocida en la Constitución, además de haber firmado el concordato con la Santa Sede. Los clérigos del país báltico tienen derecho a atender a sus fieles, tanto en el Ejército, como en los hospitales y otros organismos públicos.

“Se puede vivir la fe con libertad, gracias a las leyes garantizadas por la Constitución. Los padres pueden educar a sus hijos conforme a sus principios y en los colegios públicos se puede elegir la asignatura de religión. Además, en Letonia hay tres colegios católicos”, explica el joven sacerdote a RC.

A pesar de que los derechos para profesar la fe están reconocidos, muchas personas mantienen prejuicios contra la Iglesia, heredados del régimen comunista. “El gobierno introducía a agentes en los seminarios y en las iglesias y utilizaban métodos psicológicos manipulativos con el fin de que los seminaristas abandonaran la fe y su vocación” explica el sacerdote.

Viaje del Papa Francisco

Según el P. Renars, el problema mayor de los países bálticos es el liberalismo que viene de Europa y que ataca a la fe. “Los jóvenes se conforman con una vida más cómoda sin Dios y sin Iglesia”.

Esta es una de las razones por las que los católicos de Lituania esperan que la visita del Papa suponga un impulso a todos los ciudadanos para mejorar su vida y la de la sociedad.  

“El Papa viene a visitar a sus fieles en estos pequeños países. Esperamos por tanto un nuevo renacimiento espiritual en el país, incluso entre los ateos. Ojalá Francisco despierte de nuevo la fe en muchos que descubrieron el cristianismo hace 25 años, cuando visitó el país san Juan Pablo II. En Estonia, por ejemplo, el 75% de la gente cree en algo pero no lo relaciona con el cristianismo. Espero que el Papa les ayude a descubrir a Dios”, sostiene el sacerdote.

Persecución comunista

Renars Birkovs proviene de una familia católica y estudió en un colegio de la Iglesia. Recuerda todavía las historias que le contaban sus abuelos durante la dictadura comunista. “Acudían a misa casi de manera clandestina, por la noche o a primera hora de la mañana para que las autoridades no se enteraran”.

A los 19 años entró en el Seminario y se ordenó con 25. “En mi infancia sólo había visto a sacerdotes mayores pero conocí a uno joven y con mucho entusiasmo y pensé que yo también podría ser como él”. Actualmente, el número de jóvenes que entran al seminario ha descendido en su país.

La cantidad de trabajo de los sacerdotes es excesiva en Letonia, porque el número de sacerdotes es escaso: un total de 150 sacerdotes para cuatro diócesis.

El P. Renars es el primer sacerdote de Letonia que estudia en España. Cursa Derecho Canónico en la Universidad de Navarra gracias a una beca de Centro Académico Romano Fundación, CARF.

bautismo en catedral de Riga


 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?