Mundo

No se sabe nada de él desde el domingo 12 de julio

Un sacerdote y su colaborador fueron secuestrados en Siria por un grupo armado

El viernes, Monseñor Nicolás Antiba, el Arzobispo greco-melquita, informó a la agencia vaticana Fides de la desaparición de Antoine Boutros y Said Al-Abdun. Fueron detenidos de camino a celebrar Misa

<p><br _mce_bogus="1"></p>
photo_camera Miembros de un grupo rebelde del ISIS.

El domingo 12 de julio, Antoine Boutros y su ayudante, Said Al-Abdun, fueron secuestrados por uno de los grupos rebeldes del ISIS. Es el segundo sacerdote secuestrado por el Estado Islámico en este mes. La desaparición se produjo mientras el sacerdote y su colaborador viajaban a la ciudad de Sama Hinadat, en el sur de Siria, para celebrar Misa. El Arzobispo greco-melquita informó de la situación el pasado viernes.

Antoine Boutros, el sacerdote desaparecido, es párroco de la iglesia de San Felipe Apóstol. Ésta se encuentra en la ciudad de Shahba, a ochenta km de Damasco, la capital de Siria. Desde esta ciudad viajaba, junto a su colaborador hasta Sama Hinadat, al sur del país, para celebrar Misa cuando fueron detenidos y secuestrados.

La versión que Monseñor Nicolás Antiba, el Arzobispo greco-melquita, ha ofrecido a la agencia vaticana Fides, es que fueron secuestrados el domingo 12 de julio por un grupo rebelde del Estado Islámico. “Desde su desaparición no tenemos noticias de ellos, ni hemos recibido peticiones de los secuestradores”, ha declarado a esta agencia el Arzobispo.

El sacerdote desaparecido compaginaba su labor como párroco con acciones caritativas y humanitarias que él mismo coordinaba en Suwayda, Siria. Además, se involucraba en las operaciones de mediación entre las facciones en guerra con el fin de mantener una paz civil relativa.

Secuestros de cristianos en Siria

El secuestro del sacerdote Antoine Boutros se suma a otros secuestros de cristianos que se han producido en Siria en los últimos meses.

El 4 de julio fue secuestrado en la aldea de Siria de Yacoubieh el Padre Dhiya Azziz, franciscano de la Custodia de Tierra Santa. El 10 de julio fue liberado. El anuncio del fin del secuestro de Dhiya Azziz lo llevó a cabo la Custodia de Tierra Santa a través de un comunicado en su página web. Fue retenido por un grupo rebelde de la región que realiza secuestros con el fin de obtener a cambio un rescate.  

Otro cristiano desaparecido en siria es el sacerdote Jaques Mouradm, Prior del Monasterio de Mar Elian, que fue raptado a cien kilómetros de la ciudad de Palmira, controlada por el Estado Islámico desde mayo. Éste fue secuestrado el 23 de mayo, y aún no ha sido liberado.

Desde que comenzó el conflicto el ISIS han secuestrado a muchas personalidades de la comunidad cristiana local. Entre ellos dos obispos, el Padre Jesuita, Paolo Dall’Oglio -sacerdote de origen italiano- y diversos voluntarios laicos. A ellos se suman los ya liberados: 2 jóvenes italianas y un grupo de 13 monjas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?