Mundo

Protestas contra el informe Matić europeo que pretende eliminar la objeción de conciencia contra el aborto

La Federación One of Us pide al Parlamento Europeo que anule este informe "tan inicuo" del eurodiputado Predrag Matić que busca convertir el aborto en un derecho humano

Predrag Fred Matić.
photo_camera Predrag Fred Matić.

"Un nuevo intento de cosificación del ser humano embrionario con el consiguiente y flagrante atentado a su dignidad y derecho a la vida está generando una gran polémica estas últimas semanas", afirma Pilar María Estellés Peralta, Directora del Departamento de Derecho Privado de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” y colaboradora del Observatorio de Bioética de dicha Universidad. 

Se trata del “Informe sobre la situación de la salud y de los derechos sexuales y reproductivos en la UE, en el marco de la salud de la mujer” conocido como Informe Matić que pretende que el Parlamento Europeo apruebe una resolución en la que se "contemple el aborto (la supresión intencionada de un ser humano durante su vida prenatal) como un derecho humano, en una clara violación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de los principales tratados vinculantes, así como de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y de nuestra Constitución española", señala la experta en un artículo. 

Atenta contra la valores fundacionales de la UE 

Estellés recuerda que este informe atenta contra los valores fundacionales de la Unión Europea (UE) como el respeto a la vida, está en flagrante oposición a la Carta de los Derechos Fundamentales EU y el ordenamiento jurídico de parte de los Estados miembros que reconoce la dignidad del ser humano y sus derecho a la vida, así como el derecho a la integridad de la persona, "lo que conlleva la proscripción de prácticas eugenésicas o la prohibición de que el cuerpo humano o partes del mismo en cuanto tales, se conviertan en objeto de lucro. Igualmente, contradice la Agenda 2030 en varios ámbitos, y de forma muy específica la meta 16.2: “Poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños” dentro del Objetivo 16 de promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas". 

Deshumanización y cosificación

El informe pretende, asimismo, suprimir el derecho a la objeción de conciencia de los médicos y sanitarios e introducir un nuevo derecho humano: el aborto, que precisamente atenta contra un ser humano dotado igualmente de derechos humanos.

"Estas prácticas conllevan la deshumanización, cosificación y patrimonialización del hijo embrionario y supondrían una vuelta a los postulados de la Antigüedad cuando existían seres humanos que eran “personas” y seres humanos que no lo eran", concluye Pilar María Estellés. 

No defiende los derechos humanos 

Por su parte, la Federación Europea One of Us también ha emitido una declaración en contra del Informe Matić liderado por un grupo de presión abortista encabezado con la firma del eurodiputado socialista croata Predrag Matić. 

"El informe defendido por el eurodiputado Predrag Fred Matić que el Parlamento Europeo está tramitando extralimita las competencias de la UE, abordando cuestiones como la salud, la educación sexual y la reproducción, así como el aborto y la educación, que son poderes legislativos de los Estados miembros y no competencias de la UE", declara la Federación en un comunicado. 
 
Así mismo, destaca que el informe no defiende los derechos humanos, porque "el aborto no es un derecho humano" ya que no ha sido reconocido por ninguna declaración ni por ningún tribunal internacional como tal derecho humano. 

Viola la dignidad de la mujer 
 

Además, según One of Us, el Informe Matić sobre los derechos sexuales y reproductivos de la mujer viola la dignidad de la mujer, proponiendo la anticoncepción y el aborto en lugar de la maternidad. "Este informe crea un mensaje de UE que socava la dignidad y la singularidad de las mujeres como madres". 
 
Para la Federación, en lugar de ofrecer verdaderas alternativas a las mujeres que están esperando un hijo, informándolas adecuadamente y como se espera en cualquier campo sanitario o farmacológico, les ofrece la eliminación del hijo que está en su útero como opción única o preferencial. 

"Los ciudadanos europeos exigen a las instituciones europeas que trabajen en la solución de los problemas que surgen en nuestra sociedad sin imposiciones ideológicas", resalta la Federación. 

Por tanto, piden al Parlamento Europeo que anule este informe "tan inicuo y sorprendente. Como ciudadanos europeos comprometidos con la salud de las mujeres de diferentes edades, pedimos a nuestros representantes parlamentarios europeos una reformulación urgente de este asunto". 
 
 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?