Mundo

Para tres de cada cuatro católicos practicantes en EEUU el aborto es moralmente inaceptable. Pero entre los no practicantes, menos de la mitad lo consideran un mal moral

La práctica religiosa genera marcadas diferencias en cuanto a la percepción moral de algunas cuestiones relacionadas con la ética, como el aborto, la investigación con células embrionarias o la inseminación artificial. Son los evangélicos los que en mayor medida consideran que hay un mal moral objetivo en estas prácticas. Entre los católicos, hay marcadas diferencias en función de si asisten habitualmente a Misa o no.

Para un gran número de norteamericanos, algunas de las cuestiones éticas de calado, como el aborto, la investigación con células embrionarias o la fecundación asistida, no tienen implicaciones morales. Los evangélicos son los que mantienen más recelos éticos ante estas cuestiones, muchos más que los católicos.

Independientemente de si consideran o no el aborto legal, la valoración que los americanos tienen de la moralidad de esta práctica difiere mucho en función de su práctica religiosa. En su conjunto, solo a la mitad de los estadounidenses les parece que el aborto sea una práctica moralmente reprochable. A un 15% le parece moralmente aceptable y para uno de cada cinco, no hay implicaciones morales en esta cuestión.

Cuando se desciende al detalle de las prácticas religiosas de la muestra encuestada por el Pew Research Forum se descubre que son los evangélicos los que muestran una aversión moral mayor, con un 75%. Entre los católicos, tienen una percepción moral contraria al aborto más definida los hispanos. Para un 64% de ellos es una práctica moralmente mala. Sin embargo, solo para el 53% de los católicos no hispanos el aborto es moralmente reprochable. Los menos contrarios al aborto desde un punto de vista moral son los protestantes.

Los resultados de esta encuesta recién publicada por este importante centro de estudios sociológicos norteamericano también obtienen interesantes conclusiones sobre otras cuestiones relacionadas con la bioética. Las respuestas muestran que para un elevado número de ciudadanos, la investigación con células procedentes de embriones o no tiene implicaciones morales de ningún tipo o resulta moralmente aceptable.. De hecho, en ninguno de los grupos religiosos hay una mayoría que considere que esta práctica es moralmente inaceptable.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable