Mundo

Padre Palmar, sacerdote venezolano: “La única manera de hacer justicia en mi país es tumbando al narco criminal Maduro”

Sobre la muerte del concejal Fernando Albán denuncia: “Lo asfixiaron a punta de agua y bolsita. Son unos asesinos sanguinarios. Pagarán caro”

Padre José Palmar
photo_cameraPadre José Palmar

El Padre José Palmar es uno de los sacerdotes venezolanos que ha denunciado con más vehemencia el régimen autoritario y chavista de Nicolás Maduro. Se ha unido a las protestas y ha arremetido en múltiples ocasiones contra el presidente de Venezuela. Por sus declaraciones y actos se encuentra exiliado en Florida, aunque continúa incardinado en la arquidiócesis de Maracaibo.

“En su cuenta Twitter indica que es terciario franciscano, periodista y lucha “para tumbar el narcorégimen de Maduro”.

Tras la muerte el pasado lunes del concejal de Caracas Fernando Albán, mientras estaba bajo la custodia de Maduro, el padre Palmar (que tiene casi 900.000 seguidores en su perfil de Twitter) es contundente en los varios tweets que publica.

Le torturaron somáticamente

Al concejal Fernando Albán lo asesinó el comisario general Miguel Muñoz jefe de la brigada de ablandamiento del SEBIN adscrito al comando de Contrainteligencia Militar. Lo asfixiaron a punta de agua y bolsita. Son unos asesinos sanguinarios. Pagarán caro por todo el daño hecho”.

Según la versión de este sacerdote, al concejal Albán le “torturaron somáticamente, le aplicaron el método de la bolsa plástica para que hablara sobre la reunión realizada en EEUU, se les asfixió y luego decidieron simular un “suicidio” arrojándolo al vacío. Esto se llama homicidio preterintencional con simulación de suicidio”.

La Fiscalía venezolana ha abierto un expediente por el “suicidio” del dirigente político, pero la oposición rechaza la versión oficialista y tilda directamente su muerte de asesinato.

Le compara con Hitler

En los últimos dos días, sus declaraciones en sus redes sociales han sido muy directas, comparando a Maduro con Hitler: “Es de una ingenuidad institucional exigirle al narcorégimen que esclarezca los hechos en torno al “suicidamiento” del concejal Fernando Albán. Es como haberle exigido al sanguinario Hitler que esclarezca la matanza de los judíos en el Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial”.

Asimismo, se atreve a vaticinar una guerra civil en su país: “Este asesinato dentro del SEBIN demuestra que la salida no será nunca ni democrática ni mucho menos pacífica. Estamos luchando contra una banda de delincuentes investidos de autoridad y de criminales desalmados. Los que piensen en vías electorales son tan bandidos como los narcos”.

Y publica sin tapujos: “La única manera de hacer justicia en Venezuela es tumbando al narco criminal Nicolás Maduro y a su banda de asesinos en serie que tienen en el SEBIN. Ya se acerca la justicia divina. Pagarán caro todo el daño hecho al país. A este matón lo llaman Almirante Gregorio “monstracco”.

Comunicado de la Conferencia Episcopal

Por su parte, la Conferencia Episcopal Venezolana ha hecho público un comunicado en su cuenta de Facebook denunciando la muerte del concejal Fernando Albán.

Los obispos manifiestan su “preocupación e indignación ante los hechos de detenciones que están ocurriendo en el país a través de los organismos de seguridad del Estado”.  

“Los hechos ocurridos tanto en el aeropuerto de Maiquetía con la detención arbitraria del Sr. Concejal del Municipio Libertador, Fernando Albán, así como en las instalaciones del Sebín, con su “supuesto” suicido, generan profundas dudas de toda índole, porque todo detenido está bajo resguardo de los órganos de seguridad del Estado quienes se hacen responsables de su integridad física”, señala la CEV.

Convicciones religiosas del concejal

Recuerdan además las profundas convicciones religiosas del concejal Albán, “de su coherencia con los valores de la fe que ratifican la opción por la vida y no por la muerte, de su compromiso por los más pobres en las parroquias a las que servía”.

Los obispos reclaman justicia como venezolanos y de que se aclaren los hechos de esta muerte que enluta a una noble familia y a Venezuela entera.

El pueblo está cansado de la misma retórica y excusas de siempre y poco a poco va tomando conciencia que este no es el mejor camino para su desarrollo integral y su felicidad. Hechos tan lamentables como este y como otros tantos donde se derrama la sangre de venezolanos, terminan por minar la confianza del Pueblo en su anhelo de esperanza, ya que es una nueva expresión de indefensión ante un régimen excluyente”, dicen los obispos venezolanos.

Por último, expresan su cercanía y solidaridad a los familiares del concejal  y a las comunidades a las cuales representaba y atendía humanitariamente, “les acompañamos en este momento de sufrimiento y en el deseo de que realmente se llegue a la verdad de lo sucedido”.

Siguiente
Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo