Mundo

Obispos de Estados Unidos destacan la fe "extrema" de Kobe Bryant

El jugador de Los Lakers, fallecido en accidente de helicóptero, asistió a misa junto a su hija antes de emprender el vuelo

Obispos estadounidenses.
photo_cameraObispos estadounidenses.

Los obispos de Los Ángeles y el Condado de Orange, que se encuentran estos días en Roma en la visita habitual "ad limina" a la Santa Sede junto con los obispos del resto de California, Nevada y Hawai, han elevado sus oraciones por la leyenda de los Lakers, Kobe Bryant, su hija de 13 años y el resto de compañeros que murieron en el accidente del helicóptero el pasado  26 de enero en Calabasas, California y que se cobró la vida de nueve personas. 

Durante todos estos días se ha hablado de la fe católica de Bryant, su frecuente asistencia a misa en el Condado de Orange, donde vivía con su esposa y sus cuatro hijos, y el papel que jugó su fe para salvar su matrimonio cuando tuvo problemas durante su carrera en la NBA.

Humildad de Kobe 

El obispo auxiliar Timothy Freyer confirmó que Kobe fue visto rezando dentro de la iglesia antes de la misa de las 7 a.m. en su parroquia de Nuestra Señora Reina de los Ángeles en Newport Beach la mañana del accidente. Kobe Bryant, asistió a Misa y recibió la Eucaristía como también lo reveló el P. David Barnes, director del Catholic Newman Center (Centro Católico Newman) de la Universidad de Boston, Estados Unidos.  

Sacerdotes de la parroquia han comentado cómo se habían inspirado en la humildad de Kobe, cuando acudía a misa y se quedaba en los bancos de atrás para no distraer a la gente. "Quería que los fieles se concentrarán en la presencia de Cristo y no en su presencia".

Por su parte, el arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia Episcopal Americana, José H. Gómez, y el obispo auxiliar Robert Barron, pidieron en las redes sociales oraciones por las víctimas del accidente y sus seres queridos.

Todo está conectado a la Eucaristía 

Otro obispo que está especialmente conmovido es Joseph Brennan, un "fanático" de los Lakers como el mismo se ha definido.  Afirmó que la tragedia lo hizo reflexionar sobre cómo "está todo conectado a la Eucaristía y a la presencia de Cristo". 

“La Palabra se hace carne en nosotros. Y la Palabra se hizo carne en Kobe y su hermosa hija”, dijo el obispo a Angelus News. "Así que seguimos rezando en acción de gracias por su vida, y rezamos especialmente por Vanessa, su esposa y la madre de este niño".

También, el obispo Freyer explicó como Kobe encarnó lo que dice el Papa, que la Iglesia es un hospital de campaña para los necesitados. “Por la gracia de Dios, cuando Kobe estaba teniendo dificultades, volvía a la Iglesia aún más, para obtener fortaleza, consuelo y gracia a través del consejo de algunos de nuestros sacerdotes y recibiendo los sacramentos". 

Freyer cree que Bryant tuvo la misma determinación extrema que mostró en la cancha de baloncesto al "dar todo lo que pudo para salvar su matrimonio". "La práctica de la fe no era solo salvar el matrimonio", creo que también fue una forma de acercarse a Cristo, y arrojarse a sus pies". 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?