Mundo

Obispos cubanos: “No podemos cerrar los ojos o entornar la mirada, como si nada estuviera sucediendo”

La Iglesia en Cuba afirma que “el pueblo tiene derecho a manifestar sus necesidades” y denuncia que no se llegará a una solución con “imposiciones”

Cubanos en Orlando. Fuente: Twitter.
photo_camera Cubanos en Orlando. Fuente: Twitter.

Desde el pasado 11 de julio, el gobierno cubano está reprimiendo y deteniendo a personas que realizan protestas ciudadanas. Diferentes organizaciones cubanas hacen un llamado urgente a la administración presidida por Miguel Díaz-Canel a detener todo acto de violencia y violaciones a los derechos humanos de la ciudadanía, mediante el uso de la fuerza, la represión policial y el llamamiento a la confrontación entre cubanos.

Por su parte, los obispos católicos de Cuba han escrito una carta a todos los cubanos de buena voluntad en la que aclaman: "Hermanos, no podemos cerrar los ojos o entornar la mirada, como si nada estuviera sucediendo, ante los acontecimientos que ha vivido nuestro pueblo".  

La Conferencia Episcopal de Cuba consideran legítimo que miles de personas hayan salido a la calle "protestando públicamente, expresando su malestar por el deterioro de la situación económica y social que vive nuestro pueblo y que se ha acentuado de manera significativa". 

El Gobierno tiene responsabilidades 

A los obispos cubanos les preocupa que la respuesta a esas protestas sea "el inmovilismo que contribuye a dar continuidad a los problemas, sin resolverlos" y denuncian que las autoridades caminen "hacia una rigidez y endurecimiento de posiciones que pudieran engendrar respuestas negativas, con consecuencias impredecibles que nos dañarían a todos". 

Entienden los prelados que "el Gobierno tiene responsabilidades y ha tratado de tomar medidas para paliar las referidas dificultades, pero también comprendemos que el pueblo tiene derecho a manifestar sus necesidades, anhelos y esperanzas y, a su vez, a expresar públicamente cómo algunas medidas que han sido tomadas le están afectando seriamente". 

Ni imposiciones ni confrontación 

La Iglesia en Cuba considera que no se llega a una solución favorable por imposiciones, ni haciendo un llamado a la confrontación, "sino cuando se ejercite la escucha mutua, se busquen acuerdos comunes y se den pasos concretos y tangibles que contribuyan, con el aporte de todos los cubanos sin exclusión, a construir la Patria “con todos y para el bien de todos”. 

Por último, denuncian que "la violencia engendra violencia, la agresividad de hoy abre heridas y alimenta rencores para mañana que costará mucho trabajo superar, por eso invitamos a todos a no incentivar la situación de crisis, sino con serenidad de espíritu y buena voluntad, ejercitar la escucha, la comprensión y la actitud de tolerancia, que tenga en cuenta y respete al otro para juntos buscar caminos de una justa y adecuada solución". 

Docenas de organizaciones cubanas han denunciado que Cuba atraviesa una profunda crisis sanitaria, económica y política y los ciudadanos reclaman al gobierno libertades individuales y denuncian la insuficiencia de servicios médicos para enfrentar la pandemia por Covid-19, los estragos provocados en las economías familiares por el ordenamiento monetario, la escasez de alimentos, los cortes del suministro eléctrico, y la recurrente violencia de los cuerpos de seguridad contra cualquier expresión de descontento de la ciudadanía. Las movilizaciones masivas han alcanzado al menos 58 locaciones distintas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?