Mundo

Obispo auxiliar de Los Ángeles denuncia los “800.000 abortos al año en Estados Unidos”

Robert Barron y el obispo de Los Ángeles, José H. Gómez, presidieron la misa anual Réquiem por los Niños no Nacidos tras el encuentro online "Por la Vida"

Obispo Robert Barron.
photo_camera Obispo Robert Barron.

Este año, debido a las restricciones de la pandemia, el encuentro anual "OneLife LA" de Los Ángeles, (Estados Unidos) se ha celebrado de manera online bajo el lema "The joy of life" (La alegría de la vida). Normalmente, "OneLife LA" atrae a decenas de miles de personas al centro de Los Ángeles. 

Pero este año, organizaron un encuentro con varios testimonios y conciertos a favor de la vida. Se puede ver en este vídeo. 

El arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Horacio Gómez, también intervino en este acto. "Creo que todos hemos entendido de una manera hermosa que la vida humana es preciosa. También que la vida es frágil y breve. Como vivimos, como amamos y como nos ocupamos de los demás, es lo que realmente importa". 

Para Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, esto es lo que se celebra realmente este año en "OneLife LA": "La santidad y la dignidad de todas las vidas humanas, en especial de las más débiles y vulnerables". 

Una de las fechas más tristes del país 

Mons. Gómez recordó que el objetivo de este evento a favor de la vida "un movimiento espiritual" es "construir una cultura de conciencia, compasión y cuidado"

También hizo alusión a una de las fechas más tristes de la nación: el 23 de enero de 1973, "cuando la Corte Suprema de Estados Unidos hizo que el aborto fuera legal en nuestra tierra. No es conveniente hablar del aborto. Pero amigos, como dijo el Papa Francisco en su último libro, no puedo quedarme callado ante 20 o 40 millones de vida que aún no han nacido que son desechadas todos los años a través de abortos". 

Un comunicado para Joe Biden 

El obispo Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, emitió un comunicado, no exento de polémica, sobre la toma de posesión de Joseph R. Biden Jr., Como 46º Presidente de Estados Unidos de América, que como sabemos es católico. 

Después de darle enhorabuena y ofrecerle sus oraciones a él y a su familia, y pedir a Dios que "le conceda sabiduría y valor para liderar a esta gran nación y para que le ayude a superar los retos de estos tiempos, a curar las heridas causadas por esta pandemia, a aliviar nuestras intensas divisiones políticas y culturales y a unificar a las personas con una renovada dedicación a los propósitos que motivaron la fundación de Estados Unidos, una nación bajo Dios y comprometida con la libertad y la igualdad para todos", enumero una serie de problemas que preocupan a muchas personas, en especial a los católicos: aborto, eutanasia, pena de muerte, inmigración, racismo, pobreza, cuidado del medio ambiente, reforma de la justicia penal, desarrollo económico y paz internacional". 

Señaló así mismo que los obispos norteamericanos trabajan "con todos los presidentes y todos los congresos. En algunos temas nos ubicamos más del lado de los demócratas, mientras que en otros nos encontramos más del lado de los republicanos. Nuestras prioridades nunca son partidistas. Somos católicos en primer lugar, y solo buscamos seguir fielmente a Jesucristo y promover su visión de la fraternidad y la comunidad humanas". 

Un presidente católico 

Sin embargo, para el obispo, "el hecho de trabajar con el presidente Biden será único, él será nuestro primer presidente en 60 años que profesa la fe católica. En una época de creciente y agresivo secularismo en la cultura estadounidense, cuando los creyentes religiosos enfrentan muchos desafíos, será refrescante interactuar con un presidente que evidentemente comprende, profunda y personalmente, la importancia de la fe y las instituciones religiosas. Observo con mucha esperanza y motivación la experiencia personal y piedad del Señor Biden, su conmovedor testimonio de cómo su fe le ha traído consuelo en tiempos difíciles y trágicos y su compromiso de mucho tiempo con la prioridad que establece el Evangelio para los pobres", dijo. 

El aborto, prioridad preeminente 

Pero en cuanto al aborto, el obispo Gómez no se calló. "Para los obispos de la nación, la continua injusticia del aborto sigue siendo la "prioridad preeminente". Aunque preeminente no significa "única". Tenemos una profunda preocupación por las muchas amenazas a la vida y la dignidad humanas en nuestra sociedad. Pero, como enseña el Papa Francisco, no podemos quedarnos en silencio cuando casi un millón de vidas por nacer son terminadas anualmente en nuestro país a través del aborto. El aborto es un ataque directo a la vida que también lastima a la mujer y socava a la familia", dijo. 

Tras el concierto Onelife LA, el arrzobispo Gómez presidio la 26 ª misa anual Réquiem por los Niños no Nacidos. Sin embargo, el responsable de la homilista fue el obispo auxiliar , el obispo Robert Barron.

"La gran cantidad de abortos es la razón por la que se considera "preeminente" entre las muchas amenazas a la vida que aborda la Iglesia. S¿abías que cada año, entre 2015 y 2019, se han producido 73 millones de abortos inducidos en todo el mundo? ¿Sabías que tres de cada diez embarazos, en esos mismos años, terminaron en aborto? Solo en nuestro país, más de 800.000 abortos tuvieron lugar el año pasado, y desde la aprobación de Roe v. Wade, se han producido más de 61 millones de abortos en los Estados Unidos. Este no es un problema menor", aseveró Barron en su homilía. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?