Mundo

Un obispo anglicano, casado y con dos hijos, renuncia para buscar la plena comunión con la Iglesia católica

El reverendo Jonathan Goodalll toma esta decisión tras un largo período de oración y afirma que ha sido uno de los momentos más difíciles de su vida

Jonathan Goodall con el Papa Francisco en 2013.
photo_camera Jonathan Goodall con el Papa Francisco en 2013.

EL obispo de Ebbsfleet, de la iglesia anglicana de Inglaterra, el reverendo Jonathan Goodall, ha renunciado a su cargo para convertirse en católico después de ocho años de servicio en el obispado, informa Church Times. 

Una de las funciones del obispo Goodall ha sido la de ser visitador episcopal provincial apoyando a las congregaciones de la Iglesia de Inglaterra que no aceptan el ministerio de mujeres como sacerdotes u obispos. Para cumplir con este ministerio, se ha desempeñado como obispo asistente honorario en diez diócesis de la provincia de Canterbury. 

Casado y con dos hijos, antes de su consagración en 2013, fue capellán personal y secretario ecuménico de Lord Williams cuando fue arzobispo de Canterbury. También ha tenido una larga relación con la Abadía de Westminster y sirvió dos mandatos como sacerdote-vicario. También fue capellán de los obispos en Europa cuando fue nombrado canónigo honorario de la Catedral de Gibraltar.

Servicio a la iglesia anglicana

El arzobispo anglicano de Canterbury Justin Welby, ha manifestado "su pesar" aunque acepta la renuncia del obispo Goodall a la vez que expresó su profunda gratitud por los "muchos años de fiel servicio" del obispo.

"Estoy profundamente agradecido con el obispo Jonathan por su ministerio y muchos años de fiel servicio. Mis oraciones están con él y Sarah (su mujer), tanto por su futuro ministerio como por la dirección en la que están siendo llamados en su continuo viaje de servicio dedicado a Cristo". 

En cuanto al futuro, el arzobispo Welby dijo: "Con respecto a la sede de Ebbsfleet, comenzaremos un proceso de consulta con colegas y otras personas, incluidas las parroquias a las que el obispo Jonathan ministraba, para determinar cuáles serán los próximos pasos". 

Uno de los momentos más difíciles de su vida 

En un comunicado, el obispo Goodall explicó la dificultad de esta determinación. "He tomado la decisión de dejar el cargo de obispo de Ebbsfleet, para ser recibido en plena comunión con la Iglesia Católica Romana, solo después de un largo período de oración, que ha sido uno de los momentos más difíciles de mi vida".

A la vez, agradeció a la iglesia de Inglaterra: “La vida en la comunión de la Iglesia de Inglaterra ha moldeado y alimentado mi discipulado como cristiano católico durante muchas décadas. Aquí es donde recibí por primera vez, y durante la mitad de mi vida he ministrado, como sacerdote y obispo, la gracia sacramental de la vida y la fe cristianas"

“Siempre atesoraré esto y estaré agradecido por ello. Confío en que todos ustedes crean que he tomado mi decisión como una forma de decir sí a la actual llamada e invitación de Dios, y no de decir no a lo que he conocido y experimentado en la Iglesia de Inglaterra, a lo que debo un profundo sentimiento de deuda". 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?