Mundo

Obispo alemán que estaba en contra del celibato rectifica: "Es importante"

Josef Marketz responde así a un buen número de católicos descontentos con el camino sinodal que había emprendido la Iglesia alemana

Josef Marketz.
photo_cameraJosef Marketz.

El obispo alemán Josef Marketz, uno de los prelados que había cuestionado el celibato en la Iglesia Católica y presentado razones para abolir su condición de obligatoriedad, ha dado un paso atrás y ha enfatizado la importancia del celibato sacerdotal. 

El prelado responde así a un buen número de católicos descontentos con la trayectoria que estaba tomando el camino sinodal alemán en el que se replantean el celibato sacerdotal obligatorio y la moral sexual. 

"El celibato sigue siendo importante para la Iglesia católica", ha subrayado el obispo, tras reflexionar sobre sus propios argumentos en contra del celibato de los presbíteros.

"Vivir la vocación de manera radical"  

 Marketz ha declarado que el celibato se basa en "el estilo de vida de Jesucristo", distanciándose así de unas afirmaciones realizadas hace dos semanas , en la que había dado razones para la abolición del celibato obligatorio, por ejemplo, debido al problema de la soledad, especialmente en la vejez, 

Con estas últimas declaraciones, Marketz ha querido responder a las solicitudes de católicos "irritados" en algunas diócesis alemanas. "El estilo de vida célibe libera y permite al sacerdote servir íntegramente a su comunidad", ha manifestado el que fuera director de Caritas de su diócesis durante muchos años. 

Además, el prelado explicó que puede confirmar sus palabras desde su propia experiencia. Un encuentro con la Madre Teresa le demostró que el celibato permite vivir la vocación de una manera radical. "Conocer a la fundadora de las Misioneras de la Caridad me hizo reafirmarme en mi vocación y ver que el celibato era la decisión correcta en mi vida, un desafío que no siempre ha sido fácil", ha señalado, 

Y como obispo, es natural para él "que aliente a los sacerdotes en su camino célibe", ha señalado.

Marketz fue nombrado nuevo obispo de la diócesis de Gurk-Klagenfurt por el Papa Francisco a principios de diciembre, diócesis que ha estado sin obispo durante un año y medio. El sacerdote, de 64 años, es miembro del grupo étnico esloveno de Carintia y ha dirigido Cáritas en el estado austríaco de Carintia desde 2014. Será consagrado el 2 de febrero en la catedral de Klagenfurt.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?