Mundo

Nicaragua: el obispo Baez arremete contra Ortega que ha acusado a la Iglesia de dictadura

"¡Cuánta ignorancia, cuánta mentira y cuánto cinismo! Un dictador dando lecciones de democracia", afirma

Mons. Báez (a la derecha) con el obispo Rolando Álvarez, secuestrado por el gobierno de Nicaragua.
photo_camera Mons. Báez (a la derecha) con el obispo Rolando Álvarez, secuestrado por el gobierno de Nicaragua.

"¡Cuánta ignorancia, cuánta mentira y cuánto cinismo! Un dictador dando lecciones de democracia; alguien que ejerce en forma ilegítima el poder, criticando la autoridad que Jesús otorgó a su Iglesia; alguien que es ateo, lamentándose de no sentirse representado por la Iglesia". 

Con estas palabras, Mons. Silvio José Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, (Nicaragua) y exiliado, ha arremetido con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien ha cargado con dureza contra la Iglesia católica, a la que ha tildado de "dictadura perfecta" y de "usar" a sus obispos para "dar un golpe de Estado" en el país centroamericano.

Cuestiona al Papa Francisco 

Así, ha cuestionado "quién elige" a curas, obispos, cardenales e incluso al Papa. "Si van a ser democráticos, que empiecen a elegir con el voto de los católicos", ha manifestado, antes de agregar que la Iglesia "es una dictadura, una dictadura perfecta, una tiranía perfecta".

Ortega se ha definido como católico pero que no se siente representado por el Papa. "Sería una revolución que al Papa lo eligiera el pueblo católico del mundo".

Obispo secuestrado 

Estas declaraciones se producen en un momento que el gobierno de Nicaragua está hostigando contra la Iglesia Católica. De hecho, Mons. José Álvarez Lagos, obispo diocesano, permanece secuestrado por la dictadura de Nicaragua desde inicios de agosto.

"Como obispo exiliado, comprendo lo que vive mi hermano obispo, Rolando Álvarez. Yo sé lo doloroso que es para un obispo ser privado de estar con su pueblo. Exijo saber dónde y cómo está Rolando, y que sea liberado ya. Ruego a la Iglesia en el mundo entero unirse a esta exigencia", declara Mons. Baez. 

Mons. Álvarez, uno de los obispos más críticos con el régimen en Nicaragua, fue retenido por las fuerzas del régimen bajo arresto domiciliario. El Papa Francisco expresó “su preocupación y dolor por la situación en Nicaragua, y su esperanza que con un diálogo abierto y sincero, se pueda alcanzar una convivencia respetuosa y pacífica”.

El obispo auxiliar de Managua, con más de 200.000 seguidores en su perfil de Twitter, no para de denunciar el régimen de Ortega en el exilio: "¡La dictadura de Nicaragua niega la entrada al país a otro sacerdote nicaragüense! Acabo de hablar con el P. Guillermo Blandón, párroco de la Iglesia Sta. Lucía de Boaco, diócesis de Granada. Venia de Israel y en el aeropuerto de Miami le comunicaron que no podía viajar". 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable