Mundo

Monseñor Voderholzer protesta contra el proyecto sinodal de Alemania

Denuncia que en el texto de trabajo del foro de mujeres se argumenta que Jesús tuvo discípulos pero no consagró a nadie

Rudolf Voderholzer.
photo_cameraRudolf Voderholzer.

El obispo de Ratisbona, Rudolf Voderholzer, ha criticado duramente el texto de trabajo del foro de mujeres para las conferencias regionales del camino sinodal que se celebra en Alemania, recoge la web de la Iglesia alemana.  

En una carta dirigida a todos los miembros de la Conferencia Episcopal Alemana, al presidente de la Vía sinodal así como a los presidentes del III Foro sinodal protesta contra el trámite que, contrario a acuerdos anteriores, se presentan los argumentos bíblicos en el texto relacionados con la función de las mujeres. 

En dichos argumentos, se señala que ideas como que Jesús solo tuvo discípulos y no consagró a nadie. "Se podría decir con la misma facilidad que Jesús no bautizó ni confirmó a nadie, ni asistió a misa los domingos. 

El obispo de Ratisbona subraya que la Biblia contiene una lista de los doce hombres "a quienes el evangelista Lucas entonces, como es bien sabido, identificaba con los apóstoles en sentido estricto". A ellos se aplica la promesa: "El que a vosotros escucha, a mí me escucha" (Lc 10, 16). Al celebrar la Última Cena con estos doce, Jesús instituyó "la celebración de la Eucaristía como una visualización de su muerte y resurrección".  

El estilo de argumentación carece de nivel teológico

Voderholzer también escribe que no espera que el borrador del texto "intente utilizar una teología bíblica unilateralmente falsificada para guiar a los participantes en las conferencias regionales en una determinada dirección o para adormecerlos en una falsa sensación de seguridad". Tal comportamiento lo "decepcionaría". Además, protesta contra el estilo de argumentación del documento, "que carece de cualquier nivel teológico".

Mañana viernes, los miembros de la Asamblea sinodal se reunirán en cinco lugares: Las llamadas conferencias regionales tendrán lugar en Berlín, Dortmund, Frankfurt am Main, Ludwigshafen y Munich. Los miembros de los foros "Mujeres en servicios y cargos en la Iglesia" y "Viviendo en relaciones exitosas - Viviendo el amor en la sexualidad y la asociación" deben presentar sus resultados provisionales. 

Voderholzer ya ha aparecido varias veces como crítico de varios aspectos de la Vía sinodal.

Texto íntegro de la carta 

Queridos hermanos de la Conferencia episcopal alemana, queridos           
señores y señoras del Presidium de la Vía sinodal,  
queridos presidentes del Foro III:          

El miércoles pasado recibimos los documentos para las próximas conferencias regionales de la Vía sinodal, incluido el borrador del texto del Foro sinodal III “La mujer en los servicios y oficios de la Iglesia” . Más precisamente, es el proyecto de texto del Grupo de Trabajo 1 ("Participación de las mujeres en los servicios de liderazgo en las condiciones actuales del derecho canónico") del Foro III, que en un paso siguiente con los borradores de los otros dos grupos de trabajo, el borrador general del Foro III para la Asamblea sinodal debe formarse.

Para mi gran sorpresa, encontré que este texto contiene un fundamento bíblico del tema de la mujer y los cargos, aunque se había acordado en la última sesión del Foro III el 30 de junio de 2020, en la que se discutió el texto línea por línea , que el fundamento solo debe discutirse en relación con el texto completo (ver el acta, p. 3 y sig.). Después de que la ronda de votación renovada acordada se canceló debido a "limitaciones de tiempo" después de que el grupo editorial hubiera incorporado los cambios, yo, como miembro del Foro III, no tenía forma de responder a esta parte del texto. ¡Protesto contra este enfoque!

La sorpresa fue aún mayor cuando tuve que leer en el texto: “Jesús tuvo discípulos, pero no consagra a nadie”. ¿Cuál es el sentido de tal afirmación? A este nivel, también habría que decir: "Jesús no bautiza a nadie, no da ninguna firmeza, no va a misa los domingos, etc." El hecho de que los sacramentos pertenezcan a la iglesia post-pascual está velado. Se ignora que existe una reflexión muy diferenciada sobre la cuestión de la institución de los sacramentos en la teología.

Para indicar esto solo brevemente: ¡El evangelista de Marcos usa terminología de creación cuando habla de la constitución del círculo de doce! En un pasaje muy decisivo para el fundamento bíblico del sacramento del Orden, dice en relación con la obra del Jesús pre-pascual en Mc 3,13 s.: “Jesús subió a un monte y llamó para sí a los que quería, y vinieron a él . Y puso doce para que estuvieran con él y para que los enviara ... ” Luego sigue una lista con los nombres de los doce, que el evangelista Lucas, como sabemos, identifica con los apóstoles en el sentido más estricto. También tienen la promesa: "El que a ti te escucha, a mí me escucha"(Lc 10,16). Con estos doce celebrará también la Última Cena, en el contexto de la cual anticipa sin sangre su sacrificio en la cruz en los actos simbólicos de partir el pan y levantar el cáliz, y para el tiempo de la Iglesia utiliza la celebración de la Eucaristía como visualización de su muerte y resurrección. El Papa Francisco declaró recientemente de acuerdo con toda la tradición docente de la Iglesia en el número 101 de la carta postsinodal "Querida Amazonia" :“Jesucristo se muestra como el novio de la comunidad que celebra la Eucaristía en la forma de un hombre que la preside como signo del único sacerdote. Este diálogo entre el novio y la novia, que se desarrolla en la adoración y santifica la comunión, no debe reducirse a cuestiones unilaterales sobre el poder en la Iglesia ” (QA nº 101).

Así que protesto contra el incumplimiento del acuerdo en el Foro III de trabajar juntos en el fundamento teológico bíblico. No espero que esto sea un intento de utilizar una teología bíblica falsamente unilateral para guiar a los participantes de las conferencias regionales en una determinada dirección o para adormecerlos en una falsa sensación de seguridad. Tengo que admitir que tal comportamiento me dejaría muy decepcionado y perplejo. ¿Qué espíritu estaría detrás de esto? ¿No queremos todos ser “colaboradores de la verdad” (3 Jn 8), especialmente en las deliberaciones de la Vía sinodal?

En términos de contenido, me opongo aún más al estilo de argumentación expresado en la formulación citada anteriormente, que carece de cualquier nivel teológico.

Conectados en oración, os saluda calurosamente

El obispo Dr. Rudolf Voderholzer

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?