Mundo

Jóvenes de Londres a su arzobispo tras el Sínodo: "No a una Iglesia nueva sino renovada"

El cardenal de Westminster Vicente Nichols se reúne con 90 chicos y chicas en la sede de su diócesis para reflexionar sobre la última Asamblea de los obispos dedicada a la juventud, la fe y la vocación

Cardenal Vincent Nichols con jóvenes de su diócesis.
photo_cameraCardenal Vincent Nichols con jóvenes de su diócesis.

El pasado martes 30 de octubre, el arzobispo de Westminster, cardenal Vicente Nichols acogió a los jóvenes de la diócesis en la sede del arzobispado para reflexionar sobre el reciente Sínodo sobre la juventud, la fe y el discernimiento vocacional.

El encuentro fue inaugurado por el capellán de la Juventud Diocesana, padre Mark Walker, quien agradeció a los casi 90 jóvenes por "venir a escuchar las reflexiones del cardenal y a discutirlas con sus compañeros". 
Al comienzo del encuentro, el padre dirigió la meditación Lectio Divina, permitiendo una reflexión tranquila sobre las escrituras. 

El cardenal comenzó explicando la mecánica del Sínodo, cuánto tiempo duró, cuántas personas estaban allí y dio una breve explicación del desarrollo de los días. Indició que se había publicado un documento final, pero que lo principal era transmitir a los jóvenes el espíritu de la discusión del Sínodo, informa la archidiócesis de Westminster. 

Los temas que más interesa a los jóvenes 

Como el Sínodo fue tan largo y cubrió tantos temas, compartió nueve temas y, dada la limitación de tiempo, pidió a los jóvenes que votaran sobre los tres temas que más les interesaban. Los tres más populares fueron: "La vocación fundamental de toda persona humana es el amor", "solo en Jesús se satisfacen los más profundos descontentos" y "no una Iglesia nueva sino una Iglesia renovada".

El cardenal Nichols dijo que durante el Sínodo, después de cada cinco presentaciones, se producía una reflexión silenciosa de unos minutos, algo que había pedido expresamente el Papa FranciscoEsto le había ayudado a captar más de lo que allí se estaba debatiendo, y por este motivo, estaba con muchas ganas de que los jóvenes también experimentaran estos minutos de reflexión y silencio, así que después de cada charla, hubo un par de minutos de recogimiento. 

La vocación al amor 

El primer tema fue "la vocación fundamental de toda persona humana es el amor" y el cardenal Vincent explicó que durante el Sínodo, la palabra "vocación" se empleaba en el sentido específico de la vocación religiosa. Sin embargo, a medida que avanzaba el Sínodo, los padres sinodales centraron este tema en explicar que la vocación fundamental de todos era amar, no solo por la fe, sino por nuestra humanidad. 

Continuó refiriéndose a Deus Caritas Est del Papa Benedicto XVI sobre cómo el amor no es solo dar o recibir, sino que ambos se mantienen unidos. Sin ninguna de las dos, el acto está vacío; Y sin amor, como cristianos, estamos vacíos.

En segundo lugar, reflexionó sobre que "solo en Jesús están satisfechos nuestros más profundos anhelos", y contó una historia sobre un joven mártir de la India que se negó a renunciar a su fe incluso ante la muerte. Esto sirvió para recordar tanto a los Padres sinodales como a los jóvenes que, en el fondo de todos los acontecimientos,  está nuestra relación personal con Jesús. Y describió varias maneras en que podemos llevar a las personas a una relación con Jesús.

Iglesia renovada

El tema final del que se habló, por petición de los jóvenes fue 'no una Iglesia nueva sino una Iglesia renovada' que también implicó una explicación de la sinodalidad, un tema de mucha reflexión en Roma, como un proceso de transitar juntos: los jóvenes como jóvenes y los obispos como obispos. 

Aquí radica la diversidad de la Iglesia y el camino hacia la renovación de la Iglesia a través de un encuentro respetuoso. "A menudo, la discusión en nuestra sociedad está marcada por la hostilidad, particularmente en Internet, pero este Sínodo fue un ejemplo de cómo podemos caminar juntos con respeto", dijo el cardenal. 

Después fue el turno para las preguntas, y los jóvenes compartieron sus respuestas con el cardenal.

"En el Sínodo de los Obispos, hubo casi 40 jóvenes que desempeñaron un papel pleno y enérgico en las discusiones y los procedimientos. Aquí estáis 90 jóvenes con el mismo amor vivo de su Fe Católica, queriendo conocer qué ha pasado en Roma", señalo el arzobispo de Westminster. 

En su perfil de twitter, el cardenal inglés ha publicado: "Una gran noche de intercambio y oración sobre el #Synod2018 con cerca de 90 jóvenes con un amor vivo por su fe católica. ¡ La iglesia es joven, viva y alegre, dispuesta a afrontar los grandes retos de hoy!

Siguiente
Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo