Mundo

La Iglesia declara inválidos miles de bautizos en Phoenix por un error del sacerdote

El presbítero decía "Nosotros te bautizamos" cuando lo correcto es “Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”

Obispo de la diócesis de Phoenix, Thomas Olmsted.
photo_camera Obispo de la diócesis de Phoenix, Thomas Olmsted.

Miles de personas quienes a lo largo de 20 años fueron bautizadas por el sacerdote de Phoenix, en Arizona, Andrés Arango, recibieron el sacramento de manera equivocada por un error del sacerdote. El obispo de la diócesis de Phoenix, Thomas Olmsted, ha determinado que estos bautismos no se consideran válidos. 

Olmsted explicó que el padre usaba la palabra “nosotros” en lugar de “yo” para el sacramento. El decía: “Nosotros te bautizamos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” siendo lo correcto, según la Doctrina de la Fe del Vaticano 2020, “Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, informa El Salvador. 

No es la comunidad la que bautiza 

Los responsables que investigan el error del reverendo creen que pueden ser miles de feligreses las que fueron bautizados de manera errónea a lo largo de los años. Arango también sirvió en parroquias de Brasil y en San Diego, California.

“El problema de usar ‘Nosotros’ es que no es la comunidad la que bautiza a una persona, sino que es Cristo, y solo Él, quien preside todos los sacramentos, por lo que es Cristo Jesús quien bautiza”, aseguró el obispo en un mensaje a sus feligreses en la página de la Diócesis.

Tras un cuidadoso estudio y mediante consultas a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el obispo Olmsted dijo en una carta que la información es “tan difícil de escuchar como difícil para mí de anunciar”.

La diócesis ha pedido a los feligreses que fueron bautizados por el padre Arango a que se pongan en contacto con su parroquia o el obispado. 

Renuncia como párroco 

Andrés Arango, que renunció como párroco el pasado 1 de febrero de manera voluntaria, ha informado que continuará en el sacerdocio y que además se sumará a los esfuerzos por localizar a las personas afectadas.

“Lamento profundamente mi error y cómo esto ha afectado a numerosas personas en su parroquia y en otros lugares. Con la ayuda del Espíritu Santo y en comunión con la Diócesis de Phoenix, dedicaré mi energía y mi ministerio de tiempo completo para ayudar a remediar esto y sanar a los afectados”, agregó el párroco en su mensaje.

“No creo que el P. Andrés haya tenido intenciones de dañar a los fieles o privarlos de la gracia del bautismo y los sacramentos”, comentó el Obispo. “En nombre de nuestra Iglesia local, yo también lamento sinceramente que este error haya resultado en la interrupción de la vida sacramental de varios fieles. Es por eso que me comprometo a dar todos los pasos necesarios para remediar la situación de todos los afectados”, añadió.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable