Mundo

El gobierno chino prohíbe funerales cristianos en ciertas regiones

Sacerdotes afirman que la situación de la Iglesia china es "preocupante"

Funeral en China.
photo_cameraFuneral en China.

Los funerales cristianos han sido prohibidos en ciertas regiones chinas, mientras que el gobierno comunista en Beijing continúa aplicando una serie de regulaciones represivas sobre las prácticas religiosas en el país, según informa Misiones Etrangères de París. 

En la provincia de Zhejiang, en el este de China, el gobierno ha implementado nuevas reglas para el servicio funerario, prohibiendo a los sacerdotes realizar ceremonias fúnebres fuera de los lugares de culto. Según el gobierno, estas nuevas regulaciones están destinadas a "deshacerse de las malas prácticas y promover los servicios funerarios científicos, civilizados y económicos".

Los miembros del clero no pueden participar en los funerales" celebrados en los hogares, y "hasta diez miembros de la familia del difunto pueden leer las Escrituras y cantar himnos en voz baja", medidas impuestas por el Gobierno según la diócesis católica de Wenzhou, en la provincia de Zhejiang. 

Estas regulaciones prohíben estrictamente "actividades religiosas fuera de los lugares de culto, por lo que los sacerdotes no podrán celebrar oraciones funerarias fuera de las iglesias". Desde la diócesis de Wenzhou explican que las nuevas medidas permiten a los sacerdotes visitar a sus feligreses en sus casa, pero no pueden celebrar ninguna oración o ceremonia religiosa en sus hogares.  

Situación preocupante 

El padre Guo, sacerdote diocesano en la provincia central de Henan, parte de la iglesia "oficial" aprobada por el estado, ha manifestado que las autoridades les han pedido que se adhieran estrictamente a las regulaciones de asuntos religiosos.

"De lo contrario, habrá sanciones, incluso se podría cerrar alguna iglesia y cancelar "el certificado de sacerdote", agrega el padre Guo, quien reconoce que la situación de la Iglesia china es preocupante.

“Estoy contento de cumplir con mi deber, de lo contrario no podría encontrarme frente a Dios. No me dejan ser sacerdote. Si me impiden entrar a mi iglesia, me uniré a la iglesia clandestina. En cualquier caso, ahora la Iglesia 'oficial' está tan reprimida como la Iglesia 'clandestina, dijo el P, Guo quien añade que los comunistas organizan sus propios servicios funerarios para el difunto. "¿Por qué los católicos no tienen derecho a organizar una ceremonia? Es simplemente persecución". 

Por su parte, el P. Pierre Lee, miembro de la Iglesia oficial en la provincia de Shandong, al este de China, ha explicado que las nuevas instrucciones del gobierno aún no le habían llegado.Todavía puedo celebrar los sacramentos en las casas de mis feligreses fallecidos. Anteayer, acompañé a la familia de un feligrés fallecido al cementerio, y nadie me lo impidió , dijo. “Como sacerdotes, debemos acompañar a los fieles y hacerles sentir que todos somos parte de la misma familia. Los bautizos y los funerales son particularmente importantes". 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?