Mundo

Fallece el cardenal Urosa: un pastor con olor a oveja para Venezuela

El obispo emérito de Caracas ha fallecido a los 79 años de edad, víctima del Covid

Urosa-Sabino
photo_camera Jorge Urosa Savino.

"Quinto venezolano en recibir la dignidad de cardenal, Jorge Urosa Savino, como expresó en su último mensaje dirigido al país, estuvo siempre guiado “por un inmenso amor patriótico al pueblo sencillo, humilde”. Su vida, dedicada al servicio de Dios y de la Iglesia en una constante atención a las situaciones sociales de Venezuela, pone de manifiesto la vocación de entrega al prójimo a la que fue llamado, y que recoge en su lema episcopal Pro Mundi Vita: “para la vida del mundo”.

Así define la Conferencia Episcopal de Venezuela a Urosa, el obispo emérito de Caracas que falleció  el 23 de septiembre a los 79 años de edad, alrededor de las 3.15 pm en la Unidad de Cuidados Intensivos tras haber contraído el Covid-19.

El Cardenal Porras Cardozo decreta 9 días de luto en todo el territorio caraqueño y pide redoble de campanas “en señal de oración y duelo en todas las parroquias, iglesias filiales y capillas durante tres días", en especial en la hora del Ángelus.

El 28 de agosto de 1942, nace de Luis Manuel Urosa Joud y Ligia Savino de Urosa, Jorge Liberato Urosa Savino, en la ciudad de Caracas. Se formó en el núcleo de una familia de profundos valores cristianos. Surge en él además el amor mariano a través de su participación en la Legión de María.

Vocación al servicio

Estudió en el Colegio “La Salle” y al sentir inquietud hacia la vocación al sacerdocio, desiste de su interés por la Ingeniería, e ingresa al Seminario Interdiocesano de Caracas donde cursa Filosofía. En el Seminario de San Agustín de Canadá, cursó Teología durante los años 1962-1965. Fue ordenado sacerdote por imposición de manos del Cardenal José Humberto Quintero, el 15 de agosto de 1967, y recibe su doctorado en Teología Dogmática en 1971, en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma.

Fue rector y profesor en el Seminario San José en Caracas y rector del Seminario Interdiocesano de Caracas en el cuál habría estudiado en su juven

Pastor con olor a oveja

El Papa Juan Pablo II le designó Obispo Auxiliar de Caracas y titular de la Diócesis Vegeselitana in Byzacena el 06 de julio de 1982, recibiendo su consagración episcopal el 22 de septiembre del mismo año, por el entonces Arzobispo de Caracas, Mons. José Alí Lebrún. 

Asistió al Sínodo de los Obispos sobre la Iglesia en América Latina en el año 1997, siendo aún Arzobispo de Valencia, y el 19 de septiembre de 2005, el entonces Mons. Urosa fue nombrado 15° Arzobispo de Caracas, por el Papa Benedicto XVI, quien también lo crea Cardenal en su primer consistorio el 24 de marzo de 2006, día en que recibió la birreta roja y el título de Santa María in Monti.  

"Para la vida del mundo"

Cumplió su labor como Arzobispo de Caracas en medio de tiempos políticos radicales, ante los que se mantuvo firme ante la fe, la defensa de los valores democráticos y de los derechos humanos. 

El Cardenal Jorge Urosa Savino, profundo admirador de los ejemplos de santidad venezolanos, fungía como Arzobispo de Caracas durante las ceremonias de beatificación de Madre Candelaria de San José (27 de abril de 2008) y Madre Carmen Rendiles (16 de junio de 2018). Es destacable además su labor como responsable de la promoción de la causa de beatificación del Dr. José Gregorio Hernández en su condición de Arzobispo, luego de haber sido vicepostulador durante su servicio como Obispo auxiliar.

El 28 de agosto de 2017, al cumplir sus 75 años de edad, presentó su renuncia al Arzobispado de Caracas, de acuerdo con lo señalado por el Código de Derecho Canónico. Su renuncia fue aceptada el 09 de julio de 2018, cuando asume como Administrador Apostólico de Caracas el Cardenal Baltazar Porras.

En la Curia Romana, fue miembro de la Congregación para el Clero, del Pontificio Consejo Justicia y Paz y de la Pontificia Comisión para América Latina. Dominaba el inglés, francés e italiano y su destreza en la escritura quedó palpable en los numerosos artículos publicados a lo largo de su vida, incluso como emérito; autor de libros como «El progreso y el Reino de Dios en Teilhard de Chardin» obra que fue su tesis doctoral; “Jesucristo, Camino, Verdad y Vida” y «La Venezuela del futuro, un reto a la Iglesia».

El 28 de febrero de 2007, recibió el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Teológica del Centro (Unitec). Fue además asesor de la Legión de María en Venezuela, el mismo movimiento de la Iglesia Católica que impulsó su fe en la niñez.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable