Mundo

COP26: 425 organizaciones católicas y cien mil fieles exigen medidas urgentes ante la emergencia climática

El cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral anima a los católicos a firmar la petición "Planeta sano, gente sana"

El cardenal Peter Turkson y el arzobispo de Marsella Jean-Marc Aveline.
photo_camera El cardenal Peter Turkson y el arzobispo de Marsella Jean-Marc Aveline.
Más de 100.000 católicos y más de 425 organizaciones asociadas, que representan colectivamente a cientos de miles de católicos de todos los continentes, han presentado a los representantes de la 26ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) la petición Planeta Sano, Gente Sana, que amplía aún más el llamado de los líderes religiosos a una acción audaz en la COP26.

La petición, que apoya el llamamiento del Papa Francisco a la acción urgente, lleva las firmas y demandas de  destacados líderes católicos, como el cardenal Peter Turkson y el obispo Victor Phalana de la diócesis de Klerksdorp (Sudáfrica), quienes también firmaron la petición. Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, y el arzobispo de Marsella Jean-Marc Aveline animaron recientemente a todos los católicos a firmar la petición «Planeta sano, gente sana».

Grupos religiosos de todo el mundo 

La presentación de la petición tuvo lugar durante el evento Fe en Acción por la Justicia Climática celebrado en la iglesia St George's Tron de Glasgow, que reunió a grupos religiosos de todo el mundo en oración por la creación de Dios, entre los que se encontraban el Movimiento Laudato Si', Christian Aid, Act Alliance, Living Laudato Si', SCIAF, la Federación Luterana Mundial, Tearfund, CAFOD, YCCN, WWC, la Declaración Interreligiosa de Glasgow y CYNESA, entre otras.

La petición pide a los gobiernos que establezcan objetivos ambiciosos que aborden conjuntamente la emergencia climática y la crisis de la biodiversidad; que limiten el calentamiento a 1,5 grados centígrados y prometan que no se perderá más biodiversidad; que garanticen una acción global equitativa; y que protejan y respeten los derechos humanos, incluidos los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales en la acción sobre el clima y la biodiversidad.

El mes pasado, el mundo de la fe se unió en un histórico llamamiento conjunto en el que se pedía a los gobiernos que "adoptaran medidas rápidas, responsables y compartidas para salvaguardar, restaurar y sanar nuestra humanidad herida y el hogar que se nos ha confiado". Este llamamiento firmado por unos 40 líderes religiosos, pedía a los gobiernos que crearan un futuro mejor. "Las generaciones futuras nunca nos perdonarán si perdemos la oportunidad de proteger nuestra casa común. Hemos heredado un jardín; no debemos dejar un desierto a nuestros hijos", decía.

La COP26, una oportunidad

Algunos líderes que apoyan esta iniciativa han manifestado: 

Dra. Lorna Gold, Presidenta de la Junta Directiva del Movimiento Laudato Si': "La COP26 es una oportunidad para que el mundo tome medidas urgentes, radicales y conscientes en respuesta a la crisis ecológica y la emergencia climática que estamos viviendo. La necesidad de una acción audaz por parte de los líderes mundiales es primordial si queremos cuidar a los más vulnerables y limitar el calentamiento a 1,5 grados, según el Acuerdo de París."

Hermana Rainer del Instituto de la Santísima Virgen María: "El cambio climático es una realidad. Estamos experimentando estos cambios todos los días. A nuestra manera, podemos unirnos y actuar con valentía para cambiar el mundo. Así que este es el momento. Es nuestro momento de hacerlo ahora y, sobre todo, juntos".

Rudelmar Bueno de Faria, Secretario General de la Alianza ACT: "En 2021, el mundo se enfrenta a dos emergencias globales: el COVID-19 y la crisis climática. Ambas deben ser abordadas urgentemente y con justicia".

Jen Morris, Red Climática de Jóvenes Cristianos: "La crisis climática es tanto un síntoma como una causa de la injusticia global, con los más pobres del mundo pagando el precio más alto por las acciones de los más ricos. La YCCN pide al gobierno del Reino Unido que anteponga las personas a los balances bancarios y que utilice su papel de anfitrión de la COP26 para impulsar una acción urgente en materia de financiación climática."

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable