Mundo

Continúan las pesquisas de la Policía para determinar quién asesinó a Carlos Riudavets

Los agentes interrogan a miembros del Vicariato de Jaén en Perú sin encontrar novedades

El sacerdote Carlos Riudavent, en el centro.
photo_cameraEl sacerdote Carlos Riudavent, en el centro.

La muerte del sacerdote jesuita Carlos Riudavets en Perú sigue siendo un misterio para las fuerzas de seguridad. Según ha podido saber Religión Confidencial, la Policía mantiene abierta la investigación para determinar las causas de su fallecimiento, aunque la tesis principal sigue siendo que el presbítero fue asesinado.

El cadáver apareció en su domicilio maniatado y con signos de violencia. Todo apunta a que fue golpeado y asfixiado. Los investigadores han interrogado, según ha sabido RC, a autoridades y miembros del Vicariato de Jaén de la Compañía de Jesús, al que pertenecía Riudavets.

Las preguntas tratan de dar con algún posible enemigo del sacerdote o alguna persona que se hubiera enfrentado a él en algún momento, o que tuviera desavenencias con él. Alegan que los asaltantes no se llevaron nada de la vivienda, por lo que sus intenciones parecen alejadas del robo.

Desde el Vicariato aseguran que Riudavets era un hombre pacífico y querido en la provincia, alejado de disputas y centrado en la misión jesuita. Sin embargo, la Policía sostiene que estas indagaciones pueden conducirle a los asesinos del sacerdote, aunque afirman que las pesquisas pueden alargarse durante meses.

A la muerte de Riudavets se une la del vicario apostólico de la Compañía de Jesús, monseñor Santiago García de la Rasilla, fallecido el pasado martes. García de la Rasilla fue vicario de Jaén hasta 2014, cuando renunció por superar el límite de edad, fijado en los 75 años.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?