Mundo

El comité de ética médica de Francia expresa "reservas" sobre la FIV para lesbianas y mujeres solteras

Afirma que privar de manera voluntaria a un niño de su padre "constituye una ruptura antropológica que no está exenta de riesgos para su desarrollo psicológico"

Eric de Moulins-Beaufort.
photo_cameraEric de Moulins-Beaufort.

El comité de ética médica de Francia ha emitido "reservas" sobre un proyecto de ley que ha empezado a ser debatido en el parlamento francés para legalizar la Fecundación In Vitro (FIV) a lesbianas y mujeres solteras.

Dicho comité señala que la concepción deliberada de un bebé privándole de un padre "constituye una ruptura antropológica importante que no está exenta de riesgos para el desarrollo psicológico y el bienestar del niño". Añade así mismo que "la figura paterna sigue siendo una piedra fundamental en la personalidad del niño". 

Manifestación apoyada por los obispos franceses 

Este organismo francés se une así a la advertencia de la Iglesia católica francesa contra esta ley. El presidente de Conferencia Episcopal Francesa Eric de Moulins-Beaufort, argumentó que era "deber" de los ciudadanos interesados ​​manifestarse en contra del proyecto de ley. 

Así la Mani Pour Tous de este año en las calles de París, y apoyada por los obispos que se celebrará el próximo 6 de octubre, protesta contra esta ley "injusta por querer permitir la fabricación de niños privados voluntariamente de un padre" y por permitir la autoconservación de los ovocitos que para los organizadores "no es ni más ni menos que una sumisión al capitalismo ultraliberal juzgando la dignidad de una persona solo por su valor económico". 

Monseñor Eric de Moulins-Beaufort dejó en claro el 16 de septiembre de 2019 en el Collège des Bernardins: "Debemos afirmar que nuestros políticos permanecen ciegos a los riesgos de lo que van a decidir". Y el arzobispo de París fue más allá: "Estamos en la era del profesor distraído y los científicos trastornados", expresó Michel Aupetit.

Por su parte, Monseñor Pierre d'Ornellas, arzobispo de Rennes y jefe de la Comisión de Bioética de la Conferencia Episcopal, se pregunta: "¿El pueblo francés desea tal revolución en la ley de filiación? Porque eliminar la ascendencia paternal es una afrenta a la filiación".

Advertencia de Macron 

Actualmente, la ley francesa solo permite a las parejas heterosexuales utilizar métodos de procreación médicamente asistidos, como la fertilización in vitro, comúnmente conocida como FIV.  

El presidente Emmanuel Macron ya advirtió a los parlamentarios que este debate podría ser "explosivo" seis años después de que una ley de matrimonio entre personas del mismo sexo desencadenara meses de protestas masivas. Esta es la primera gran reforma social del gobierno centrista Macron, indica The Telegraph. 

El proyecto también cambiará la ley para que las parejas de lesbianas escriban "madre y madre" en lugar de "madre y padre" en el certificado de nacimiento del niño.

Así mismo, extiende el derecho de las mujeres de treinta y tantos años a congelar sus óvulos, un procedimiento actualmente disponible solo para mujeres que reciben tratamiento que podría afectar su fertilidad.

Los partidarios del proyecto de ley dicen que Francia está muy por detrás de otros países que han aprobado leyes semejantes. 

 

 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?