Mundo

Católicos escoceses advierten que el proyecto de ley de crímenes de odio podría prohibir el Catecismo

Los obispos de Escocia han alzado la voz contra lo que consideran un ataque a la libertad de expresión y religiosa

Obispos de Escocia.
photo_cameraObispos de Escocia.

Los cristianos corren el riesgo de ser multados incluso procesados ​​por citar la Biblia o el Catecismo de la Iglesia Católica, si Escocia aprueba una nueva legislación sobre "el discurso de odio", advirtió la Iglesia escocesa. 

Los obispos escoceses han alzado la voz contra lo que consideran un ataque a la libertad de expresión y religiosa, puesto que la Iglesia considera el concepto de persona humana de distinta manera a los lobbies de la ideología de género.

Con esta ley, se les podría prohibir a los católicos afirmar las creencias de la Iglesia, que el sexo y el género no son fluidos y cambiantes, y que el hombre y la mujer son complementarios y ordenados hacia la creación de una nueva vida.

Delitos de odio 

"Estos planteamientos, que se sostienen ampliamente, podrían ser percibidos por otros grupos como un abuso de su propia cosmovisión personal y podrían acusar a los que piensan de ese modo de un delito de odio", afirmaron los obispos escoceses, informa The Herald. 

La Conferencia Episcopal escocesa apoya que la ley persiga manifestaciones de odio contra otras personas y está de acuerdo con las medidas para condenar tales comportamiento.

Sin embargo, los obispos han expresado su preocupación por la falta de claridad en torno a las definiciones y la existencia de un umbral potencialmente bajo para cometer un delito, que temen, podría conducir a un "diluvio de acusaciones vejatorias". 

Proteger las libertades fundamentales 

Por eso, tanto los obispos como distintas asociaciones de católicos piden un debate respetuoso sobre la nueva ley y así evitar la censura para aceptar las opiniones divergentes y la multitud de argumentos que se dan en la sociedad. 

"La Iglesia cree que las libertades fundamentales deben ser protegidas, ya que el derecho a ejercer la libertad, especialmente en asuntos morales y religiosos, es 'un requisito inalienable de la dignidad de la persona humana y un derecho que debe ser reconocido y protegido por la autoridad civil, siempre dentro de los límites del bien común y el orden público", ha afirmado Anthony Horan, director de la Catholic Parliamentary Office​. 

Pero los obispos han expresado su profunda preocupación por lo que consideran una "caza" de aquellos que no están de acuerdo con la cultura dominante actual y acusar a los que no están de acuerdo con los postulados que abandera la ideología de género. 

'Ningún sector de la sociedad tiene dominio sobre el discurso o la expresión de otros. Por eso, la ley debe ser proporcionada y justa, y permitir un debate respetuoso y tolerancia para que no nos convirtamos en una 'sociedad intolerante", han destacado los obispos escoceses. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?