Mundo

El cardenal Marx, tras presentar su dimisión por la crisis sobre los abusos, habla de una nueva era del cristianismo

"El abuso sexual no se puede tratar de forma puramente administrativa. Se trata de renovar y reformar la iglesia", afirma el arzobispo de Munich

Cardenal Reinhard Marx.
photo_camera Cardenal Reinhard Marx.

A primera hora de la tarde de hoy, la archidiócesis de Múnich y Frisinga hizo pública la carta que su arzobispo, el cardenal Reinhard Marx había enviado al Papa Francisco, -al parecer el pasado 21 de mayo- en la que presenta al pontífice su dimisión como arzobispo de Múnich por "fallos a nivel personal" y "errores administrativos" en el escándalo de los abusos a menores en Alemania. 

También considera que la crisis de los abusos ha supuesto "un fracaso institucional y sistemático" de la Iglesia en Alemania.  Un comunicado de la archidiócesis alemana desvela que el Papa habría autorizado la publicación de la misiva, informa Vatican News.  

"El Papa Francisco", dice el comunicado, "informó al cardenal Marx que esta carta ya podía ser publicada y que el cardenal continuaría su servicio episcopal hasta que se tome una decisión".

No está cansado ni desmotivado 

En sus primeras declaraciones a los medios de comunicación, el cardenal Marx afirmó que esta decisión no se debe a que se encuentre "cansado ni desmotivado". Señaló que ha sido una decisión personal y que no quiere influir en sus compañeros obispos. "Todos tienen que asumir su responsabilidad en la forma en que lo hacen, no quiero culpar a nadie por eso", dijo Marx cuando se le preguntó si esperaba que otros obispos alemanes lo siguieran en su decisión, informa la web de la Conferencia Episcopal Alemana. 

Ante la prensa, Marx habló de una nueva era del cristianismo y afirmó que esto sucederá cuando la Iglesia se renueve y cuando aprenda de la crisis". Estas declaraciones las realizaba en relación al camino sinodal que se está celebrando en Alemania. 

"El abuso sexual no se puede tratar de forma puramente administrativa. Se trata de renovar y reformar la iglesia". El obispo defiende el hecho de que lidiar con el fracaso individual y la reforma institucional van de la mano.

Marx continuará hasta la decisión del Papa

Por el momento, Marx continuará con los asuntos oficiales al frente de la archidiócesis de Alemania hasta que el Papa Francisco tome una decisión. 

En la carta enviada al Papa, el cardenal, hasta 2020 presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, afirma que la crisis que atraviesa la Iglesia alemana ha sido "causada también por nuestro fracaso personal, por nuestra propia culpa": "Me parece -y es mi impresión- que hemos llegado a un 'callejón sin salida' que, sin embargo, podría convertirse también en un punto de inflexión". 

En la misiva al Papa, el purpurado también examina las discusiones más recientes que, en su opinión, demuestran que "algunos en la Iglesia no quieren aceptar este aspecto de la corresponsabilidad y con ello la culpabilidad concomitante de la Institución". En consecuencia, "adoptan una actitud hostil hacia cualquier diálogo de reforma y renovación en relación con la crisis de los abusos sexuales."

Respuesta del cardenal Woelki

Por su parte, el arzobispo de Colonia, cardenal Woelki, declaró respecto a la dimisión de Marx: "Tengo un gran respeto por la decisión del cardenal Marx, que tomó como su consecuencia personal en estos tiempos difíciles para la Iglesia católica". 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable