Mundo

Arzobispo católico ucraniano afirma que el patriarca de Moscú impide que el Papa hable con Putin

“Espero que el liderazgo de la Iglesia Rusa se abra y escuche el Evangelio”, señala Gudziak, jefe de la Arqueparquía católica ucraniana de Filadelfia

El arzobispo Borys Gudziak de la Archieparquía católica ucraniana de Filadelfia.
photo_camera El arzobispo Borys Gudziak de la Archieparquía católica ucraniana de Filadelfia.

El Papa Francisco mantuvo ayer un a videollamada con Kirill, Patriarca de Moscú y toda Rusia, para hablar de la guerra en Ucrania. El Santo Padre agradeció al jefe de la Iglesia ortodoxa rusa este encuentro, "motivado por el deseo de indicar, como pastor de su pueblo, un camino hacia la paz, para rezar por el don de la paz y por el cese del fuego". 

El Pontífice estuvo acompañado por el cardenal Kurt Koch (presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos) y con el metropolita Hilarión de Volokolamsk, jefe del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú.

"Creo que eso cambiará" 

Antes de que se produjera este encuentro, el arzobispo ucraniano Borys Gudziak, jefe de la Arqueparquía católica ucraniana de Filadelfia. había manifestado que Kirill frustró los esfuerzos del papa Francisco para hablar con el presidente ruso Vladimir Putin en medio de la invasión rusa de Ucrania. 

“Estoy convencido de que el Papa Francisco ha hecho todo lo posible por hablar con Putin y tengo información de que no ha obtenido respuesta a sus gestos hacia el patriarca Kirill, pero creo que eso cambiará”, dijo Gudziak, jefe de la Arqueparquía católica ucraniana de Filadelfia. “Espero que el liderazgo de la Iglesia Rusa se abra y escuche el Evangelio”.

Gudziak realizó estos comentarios en una conferencia de prensa el 15 de marzo junto a Oksana Markarova, embajadora de Ucrania en Estados Unidos. Hablaron sobre el estado de su país de origen, sus urgentes necesidades militares y humanitarias, y otras acciones que EE. UU. y otras naciones aliadas pueden tomar en relación con las sanciones y la política interna de refugiados, informa Angelus News. 

Elogios al Pontífice 

Gudziak dijo que su conocimiento del deseo del Papa Francisco de hablar con Putin provino de una conversación que ambos compartieron cinco semanas antes de la invasión rusa. Si bien se ha cuestionado la renuencia del Papa Francisco a mencionar tanto a Rusia como a Putin por su nombre desde que comenzó la invasión, Gudziak elogió al pontífice “por hacer todo lo que pudo entre bastidores”, citando su reciente visita sin precedentes a la Embajada de Rusia ante la Santa Sede.

Durante la conferencia de prensa, Gudziak también redobló sus recientes críticas a Kirill por su papel en la invasión. El arzobispo criticó a Kirill varias veces. En particular, señaló que el patriarca le dio un ícono de María al líder de la Guardia Nacional Rusa mientras ocurría la invasión, llamándolos “criminales de guerra”.

“Es muy triste que hoy la Iglesia Ortodoxa Rusa y su liderazgo apoyen al presidente Putin”, dijo Gudziak. “Representa esta guerra. Se opone a la defensa de la inocencia”.

Una nación que necesita apoyo

Gudziak comparó la guerra en Ucrania con el mensaje bíblico de David contra Goliat, afirmando que “podemos estar seguros de que el Señor estará con las personas que aman”. Sin embargo, de la misma manera que los rasgos físicos de David eran inferiores a los de Goliat, Gudziak destacó la realidad de la guerra: Ucrania es superada en recursos 10 a uno.

Por eso Gudziak dijo que la pregunta del momento es cómo el mundo va a seguir ayudando.

“Ha habido una respuesta masiva, pero para decirlo sin rodeos: ¿De qué sirve si alimentas los estómagos de estos niños, estas mujeres, estas personas en las ciudades si sus cerebros están siendo volados? ¿Si sus edificios de apartamentos van a quedar reducidos a escombros? dijo Gudziak. “Es necesario que haya una ayuda humanitaria masiva y defensiva”.

La embajadora de Ucrania pide apoyo militar

“En este momento, las fuerzas armadas de Ucrania, el presidente Zelenskyy, hombres, mujeres, todos en Ucrania están muy decididos y sabemos que no nos rendiremos”, dijo Markarova, la embajadora ucraniana en Usa. “Lucharemos por nuestro hogar y todo lo que necesitamos de todos nuestros socios es un aumento inmediato del apoyo militar para poder sostener la lucha”.

Markarova agregó que la máxima prioridad es conseguir más armas y herramientas para los soldados ucranianosSeñaló que las armas que evitarán los ataques aéreos rusos son especialmente críticas “para proteger a Ucrania de este brutal ataque que están realizando desde el aire”.

Hasta el 12 de marzo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos había documentado 1.663 bajas civiles en Ucrania: 596 muertos y 1.067 heridos. Muchas de las bajas fueron el resultado de ataques aéreos rusos.

La segunda mayor necesidad identificada por Markarova es la asistencia humanitaria dentro de Ucrania, especialmente en las ciudades que están rodeadas por las fuerzas rusas. Pidió a los líderes mundiales que trabajen juntos para obligar a Rusia a permitir corredores humanitarios.

Finalmente, Markarova dijo que son esenciales más sanciones. “Tenemos que aislar a Rusia por completo. No pueden estar en ninguna organización internacional”, dijo Markarova. “No pueden sentarse a la mesa a menos que detengan esta agresión brutal, cese al fuego y salgan de nuestro país”.

Estados Unidos por detrás de Europa 

Por su parte, el arzobispo Gudziak destacó la necesidad de que EE. UU. establezca una política y un proceso para aceptar refugiados ucranianos si tiene la intención de hacerlo. El arzobispo dijo que Estados Unidos está “muy por detrás de los países europeos” en la creación de una política de refugiadosSeñaló que sus oficinas han recibido “innumerables llamadas telefónicas de personas que están dispuestas a recibir refugiados, pero no pueden obtener visas”.

La administración Biden ha señalado su voluntad de aceptar refugiados ucranianos, aunque no ha mencionado cómo sería eso ni un plan para hacerlo. El número de refugiados ucranianos desde que comenzó la invasión superó los tres millones el 15 de marzo, según datos de la ONU: 3.000.381 fue el total informado.

Becas para estudiantes ucranianos 

Gudziak, quien es el presidente de la Universidad Católica Ucraniana en Lviv, pidió a las universidades estadounidenses que también den un paso al frente. Pidió la creación de programas de becas para estudiantes ucranianos que ya se encuentran en los EE. UU. y que están potencialmente desplazados de su país de origen como resultado de la invasión, y programas adicionales para estudiantes que vienen a los EE. UU. como refugiados.

Gudziak, como lo ha hecho desde antes de que comenzara la invasión, también enfatizó la importancia de mantenerse informado y reconocer la verdad. Lo hizo haciendo referencia a las acciones de los tres presidentes estadounidenses anteriores y cómo las cosas podrían ser diferentes hoy si se hubieran acercado a Rusia de manera diferente en ese entonces.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable