Mundo

La mayoría de los americanos considera que el aumento del número de personas no creyentes es malo para la sociedad

Para el 48 por ciento de los americanos encuestados, la pérdida de religiosidad experimentada entre sus conciudadanos en los últimos años tiene consecuencias negativas. Solo una de cada diez personas considera beneficioso que haya menos creyentes. Y para un 39 por ciento la cuestión no tiene importancia.

Son los datos que se desprenden de un estudio elaborado por el Pew Research Forum, prestigioso centro de investigaciones sociológicas en Estados Unidos. Estas cifras permiten conocer cómo considera la población americana que afecta a su estructura social el hecho de que menos personas sean religiosas.

Las respuestas han sido esclarecedoras y demuestran cómo para la mayoría de la población, los principios y valores que transmiten las religiones son positivos para el conjunto de los ciudadanos. De hecho, sorprende que si bien a un elevado grupo de personas que roza el 40 por ciento no le parece un dato significativo, sólo el 11 por ciento de los encuestados considera positivo que aumente el número de no creyentes.

En el estudio también ha resultado muy significativa la variación obtenida en función de la confesión religiosa de cada uno de los 4.006 encuestados por todo el territorio estadounidense. Así, mientras que a la población evangélica blanca que atiende habitualmente a los servicios religiosos le parece en extremo negativo que aumente el número de los no creyentes, con un 85 por cien del conjunto, dentro de los religiosos, a los católicos hispanos parece preocuparles menos está cuestión y solo un 36 por ciento cree que es malo.

La cifra se dispara en cuanto se analizan los datos de lo que piensan los no creyentes sobre el aumento de no creyentes. El 55 por ciento cree que no afecta a la sociedad mientras que sólo un 19 por ciento considera que puede resultar algo negativo. Además, es elevada la cifra, un 24 por ciento, de los que creen que es positivo que cada vez crea menos gente.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?