Mundo

Afirman que crear una Iglesia nacional alemana es "un sin sentido total"

Comienza el camino sinodal de la Iglesia alemana que plantea una serie de reformas sobre la vida de los sacerdotes y la moral sexual

Thomas Sternberg (l.), Präsident des Zentralkomitees der deutschen Katholiken (ZdK), und Kardinal Reinhard Marx, Vorsitzender der Deutschen Bischofskonferenz (DBK), bei einer Pressekonferenz zur Eröffnung der Synodalversammlung am 30. Januar 2020 in Frankfurt.
photo_cameraThomas Sternberg (l.), Präsident des Zentralkomitees der deutschen Katholiken (ZdK), und Kardinal Reinhard Marx, Vorsitzender der Deutschen Bischofskonferenz (DBK), bei einer Pressekonferenz zur Eröffnung der Synodalversammlung am 30. Januar 2020 in Frankfurt.

Los 230 miembros de la Asamblea sinodal discutirán el futuro de la Iglesia en Alemania en su primera reunión hasta el sábado. En primer lugar, votan sobre las reglas de procedimiento y la asignación de los cuatro foros sinodales, que incluirán expertos externos. Cada uno de los cuatro grupos de trabajo debe tener alrededor de 30 miembros. Los cuatro foros se centran en los temas principales de moralidad sexual, estilo de vida sacerdotal, poder y separación de poderes y el papel de la mujer en la iglesia.

La primera Asamblea del Camino sinodal de la reforma de la Iglesia en Alemania comenzó ayer con una llamada a la cooperación. El arzobispo de Munich cardenal Reinhard Marx y el presidente del Comité Central de Católicos Alemanes Thomas Sternberg, señalaron en rueda de prensa que "los católicos deberían hablar entre ellos y no el uno del otro". 

Cultura en las redes sociales 

"Todos los que se llaman cristianos se deben tratar con cuidado y respetar el uno al otro", dijo Marx, en referencia tanto a las reuniones sinodales, como a la cultura de discusión en las redes sociales.

Sternberg y Marx adelantaron qué se puede y no se puede esperar del camino sinodal. Así mismo, el arzobispo de Munich y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, aseguró que ante este sínodo alemán, un camino experimental que nunca antes ha existido, le gustaría trabajar en un "plan realista" para las posibles reformas. 

Marx también afirmó que en este camino sinodal no "se pueden resolver todos los problemas, pero se puede trabajar en los cuatro temas principales y dar ideas a la iglesia mundial".

Cuestiones difíciles para el Papa 

Por su parte, el presidente del Comité Central de Católicos Alemanes, Thomas Sternberg, comentó las tres decisiones que se tomarán en este sínodo: las decisiones que podrían implementarse en Alemania; las que vienen de Roma y en tercer lugar algunas cuestiones "que incluso un Papa no puede responder tan fácilmente" y para todas estas cuestiones se necesitaba consejos. 

Ante las voces que se han escuchado sobre que la Iglesia católica de Alemania estaba planeando desligarse de Roma y constituir una "Iglesia Nacional alemana"Sternberg afirmó: "Esto es un sin sentido total. Nada más lejos de nosotros". Además, recordó que los católicos alemanes solo representan alrededor del dos por ciento de todos los católicos del mundo.

Con vistas a la necesaria mayoría de dos tercios de los obispos en el proceso de toma de decisiones, Sternberg dijo: "Si existe tal mayoría y los obispos individuales no implementan las decisiones, uno debe pedirles que comprendan la sinodalidad".

La Asamblea sinodal es el órgano supremo del Camino sinodal y toma decisiones. Incluye a los miembros de la Conferencia Episcopal Alemana, 69 representantes del Comité Central de Católicos Alemanes, así como otros representantes de servicios espirituales y oficinas eclesiásticas así como un grupo de jóvenes y otros laicos. 

El desencadenante del Camino sinodal fue el estudio de MHG sobre el abuso dentro de la Iglesia católica en Alemania publicado en otoño de 2018. 

Cardenal Wolki: reorientación hacia Cristo 

Por su parte, el cardenal Rainer Maria Woelki, arzobispo de Colonia, ha afirmado a Domradio que el asunto principal a tratar es una nueva "evangelización" y una "reorientación hacia Cristo". "Tenemos que aprender nuevamente a vivir de la Palabra de Dios y de los sacramentos. También tenemos que volver a familiarizarnos con la Tradición y la enseñanza de la Iglesia", recoge Infocatólica.  

El cardenal Woelki también pidió una colaboración más estrecha entre la ciencia teológica y otras disciplinas; "En medicina, globalización, ética de los medios o formas de convivencia, ya estamos buscando urgentemente personas con quienes hablar. La teología debe desarrollarse más hacia afuera, como una ciencia social". 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes