Mundo

Hay indicios de que Hollande podría ceder en su postura

Tensión entre la Santa Sede y el Gobierno francés por la propuesta de nombrar un embajador gay

La presidenta de La Manif pour Tous desmiente en exclusiva para Religión Confidencial que esté haciendo lobbying en contra del diplomático

HP2
photo_camera HP2

Desde el pasado 1 de marzo -fecha del final de mandato de su anterior titular, Bruno Joubert-, Francia no tiene embajador ante la Santa Sede. La Curia romana no ha dado el preceptivo plácet a la persona elegida por François Hollande para suceder a Joubert, que sería Laurent Stefanini, nombrado embajador ante la Santa Sede en el consejo de ministros galo celebrado el pasado 5 de enero. Ahora bien, la Santa Sede tampoco ha denegado este nombramiento de forma rotunda; sencillamente ha entrado en un periodo de silencio.


Stefanini reuniría las condiciones para desempeñar el cargo: católico, diplomático de carrera, asesor de asuntos religiosos del Ministerio de Asuntos Exteriores, jefe de Protocolo de la Presidencia de la República en los últimos años de Nicolás Sarkozy y en los primeros de Hollande; a ello ha de sumarse que Stefanini ya estuvo destinado como consejero en la embajada gala ante la Santa Sede entre 2001 y 2005.

Sin embargo -según afirma el semanario Le Canard Enchaîné- desde Roma no ven con buenos ojos que Stefanini haya reconocido públicamente su condición de homosexual. Hasta ahora, de nada ha servido que Stefanini esté soltero y sin hijos, como él mismo se ha encargado de precisar en los despachos vaticanos.

¿Cederá el presidente de Francia en esta negociación? De momento -asegura Le Canard- “Hollande no tiene intención de ceder”. Pero tal vez sí podría acabar haciéndolo: el semanario también señala que Hollande sueña con la presencia del Papa Francisco en la Cumbre Mundial sobre el Clima que organiza en París a finales de este año, por lo que “el Quai d'Orsay (nombre con el que se conoce al Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia) ya está barajando otros nombres, el de una mujer, entre otros”, para desempeñar el cargo.

No sería la primera vez

Fuentes consultadas aseguran que estos nombres podrían ser el de tres diplomáticos galos: Emmanuelle D'Achon, que fue embajadora en Irlanda, el actual embajador de Arabia Saudita, Bertrand Besancenot, y René Roudaut, actual embajador en Suiza. Al parecer, Laurent Stefanini, según estas mismas fuentes, ya estaría rumbo hacia un destino diplomático en otro país de Europa.

No es la primera vez que la vida privada de un candidato a tan prestigioso destino empaña las relación es entre la Santa Sede y Francia; ya en 2008 Sarkozy se vio obligado a renunciar al nombramiento de un diplomático que vivía en régimen de unión civil.

Por otra parte, varios medios franceses se han hecho eco en las últimas horas de una supuesta acción de lobbying por parte de La Manif pour tous -organización promotora de las manifestaciones masivas en contra del matrimonio gay de 2013 y 2014- para impedir el nombramiento de Stéfanini.

En declaraciones exclusivas para Religión Confidencial, la presidenta de la Manif pour Tous, Ludovine de La Rochère, desmiente de forma tajante esas acusaciones. "Es una información falsa. No me he reunido con el nuncio apostólico en París a propósito de este asunto, sobre el que la Manif pour tous no va a tomar partido".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?