Mundo

Pakistán: “blasfemo" y "enemigo del islam" todo el que se opone a la ley sobre la blasfemia. Una diputada denunciada

Cualquier persona que se oponga a la controvertida ley sobre la blasfemia del Código Penal de Pakistán "debe ser considerado blasfemo y enemigo del Islam": es lo que sostienen los grupos radicales islámicos que quieren, de esta manera, proteger la ley y disuadir a todas las voces que se alzan pidiendo su revisión o supresión.

Con esta lógica ha sido acusada Sherry Rehman, parlamentaria del Pakistan People’s Party. La decisión, según informa la Agencia Fides, ha sido tomada por un tribunal de Multan, que ha dado instrucciones a la policía local de registrar la acusación de blasfemia contra Rehman. La Corte ha acogido la denuncia de un comerciante local, que acusa a la mujer de blasfemia por un discurso que tubo en la televisión en noviembre de 2010. En las últimas semanas se han dado otros intentos de acusarla, pero otros tribunales paquistaníes habían negado su autorización.

“La situación se está agravando cada vez más. Los radicales quieren condenar a muerte a quién se oponga a la ley sobre la blasfemia, y nadie parece querer detenerlos", dice a Fides Joseph Nadeem, un laico católico, responsable de la "Renaissance Education Foundation”, una ONG que dirige escuelas en Lahore y promueve la educación para miles de niños y jóvenes cristianos y de otras minorías religiosas. "Tenemos esperanza en la ayuda de Dios y las oraciones del Santo Padre Benedicto XVI, quién se está mostrando muy cercano a nuestros sufrimientos", añade.

La sociedad civil pakistaní ha registrado, con suma preocupación, esta tendencia, que, como informan fuentes locales a Fides, "marginaría a las minorías religiosas, reduciendo al silencio toda voz discordante”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?